Barkos desvincula la situación en TRW y GE con la reforma fiscal

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha desvinculado de la reforma fiscal los problemas planteados con un ERE y el anuncio de cierre de las plantas navarras de TRW y General Electric, respectivamente, a los que "de ninguna manera" la reforma ha podido afectar.

"No hay desbandada de empresas" en Navarra, ha negado ante la afirmación al respecto del PPN, a cuya portavoz ha asegurado que lo que sí provoca "desbandada y hartazgo" de las empresas y ciudadanos son las actuaciones del Gobierno del PP en diversas materias o las imputaciones judiciales de cargos públicos del PP.

"No hay ninguna relación entre la reforma fiscal y la situación de estas empresas", ya que cuando se conocieron las decisiones de la dirección de ambas el tipo fiscal "era el mismo" que mantenía el Gobierno de UPN, y además estas plantas no tributan el impuesto de sociedades.

Barkos ha aportado datos que constatan que en los últimos meses han sido más las empresas creadas que las disueltas en Navarra, y ha explicado que en el caso de General Electric, su decisión de cerrar la planta de Buñuel está planteada "a nivel europeo" y derivada de la falta de pedidos.

"No hay ninguna actuación de este Gobierno que haya afectado y menos que haya causado" su anuncio de cierre, contra el que en cualquier caso el Ejecutivo foral trabajará.

Por todo ello, la presidenta ha mostrado su "tristeza" de que Ana Beltrán (PPN) haya utilizado los problemas de estas dos plantas "para generar un titular".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.