Bancos inversores de Asia y UE acuerdan financiación conjunta de proyectos

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII) acordaron hoy en Pekín reforzar su cooperación y perfilar la futura financiación de proyectos de manera conjunta.

El presidente del BEI, Werner Hoyer, anunció en una rueda de prensa en la capital china la firma de un memorando de entendimiento, junto a su homólogo del BAII, Jin Liqun, para extender la colaboración entre ambas instituciones.

Los dos bancos, explicó el responsable de la entidad europea, tienen filosofías y modelos de negocio similares, por lo que, una vez que el BAII empiece a conceder créditos, las posibilidades de cooperar son "extremadamente buenas".

"Probablemente, el primer país en el que podríamos colaborar podría ser la India", dijo Hoyer, quien también apuntó a los países de Asia Central y a Turquía como posibles destinos de la inversión conjunta, pero aclaró que, en cualquier caso, "no hay acuerdos cerrados".

El presidente del BEI señaló que los principios que sigue su institución son los de apostar por proyectos "sólidos" con sostenibilidad ecológica y social y viabilidad económica, que se puedan refinanciar en los mercados internacionales de capital, y confió en que el banco con sede en Pekín siga ese camino.

"Este banco nunca está bajo la presión de nuestros líderes políticos para llevar a cabo proyectos. Para nosotros, eso no tiene sentido", añadió Hoyer.

El responsable del BEI también indicó que la institución que preside presta y recibe fondos en varias divisas, por lo que, a la hora de financiar iniciativas junto al BAII, decidirán en qué moneda lo hace en función del caso.

Hoyer, que este martes cierra una visita de cinco días a China, también se reunión con altos cargos de los ministerios de Asuntos Exteriores y de Finanzas del país, así como con dirigentes de otras entidades financieras, entre ellas el Nuevo Banco de Desarrollo (o banco de los BRICS), con sede en Shanghái.

En su primera visita a China desde que asumió la presidencia del BEI en 2012, Hoyer también visitó alguno de los proyectos financiados por el banco europeo en el gigante asiático, como un plan de reforestación en la provincia septentrional de Mongolia Interior.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.