Asturias registra un superávit de 70 millones hasta septiembre

Asturias registró al cierre de septiembre un superávit de 70 millones de euros, tres millones más que hace un año, equivalente al 0,31 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Con datos hasta octubre, el déficit del Estado se situó en 12.867 millones de euros, un 43,6 % menos que en el mismo periodo de 2016 y que equivale al 1,1 % del PIB, en línea con el objetivo marcado para el conjunto del año.

Según los datos publicados hoy por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, este déficit es el resultado de unos ingresos en los diez primeros meses del año de 153.183 millones de euros, un 3 % más, y un gasto de 166.050 millones, un 3,2 % menos.

En términos primarios -es decir, sin incluir el gasto en intereses- se contabiliza un superávit de 8.969 millones, un 0,77 % del PIB.

Hacienda también ha publicado los datos de ejecución presupuestaria del conjunto de las administraciones públicas -exceptuando las corporaciones locales, cuyos datos no se no conocen aún- correspondientes a los nueve primeros meses del año.

En ese periodo, el déficit se situó en 22.981 millones -sin contar con los 403 millones de ayudas a la banca-, un 35 % menos que en el mismo periodo de 2016 y que equivale al 1,97 % del PIB, cuando el objetivo para el conjunto del ejercicio es del 3,1 % del PIB.

En esos nueve meses, el déficit de la administración central fue del 1,47 % del PIB -cuando su objetivo es del 1,1 %- y el de la Seguridad Social, del 0,59 % -su meta es el 1,4 %-.

En cambio, las comunidades autónomas se anotaron hasta septiembre un superávit de 992 millones -un 0,09 % del PIB, cuando su meta para el año es un déficit del 0,6 %- gracias a las mayores entregas a cuenta.

Los datos del Estado hasta octubre reflejan que los ingresos del Estado crecieron un 3 % en esos diez meses, como resultado del impulso de los recursos impositivos, que avanzaron un 4 %, lo que permitió compensar el retroceso en cotizaciones sociales (un 2,6 %) y el resto de recursos (3,4 %).

La recaudación del IVA creció en este periodo un 6 %, hasta situarse en 58.249 millones, y también evolucionó positivamente el impuesto de sociedades, cuyos ingresos se elevaron en un 1,1 %, hasta los 25.762 millones.

El aumento de las retenciones del trabajo ha permitido incrementar en un 1,6 % la recaudación del IRPF, que se sitúa en 26.841 millones.

Hacienda apunta que los ingresos del impuesto de la electricidad aumentaron un 26,2 %; los del carbón, un 30,7 %, y los de hidrocarburos, un 3,1 %.

En cambio, las rentas de la propiedad cayeron un 11,6 % por los menores dividendos del Banco de España y los menores ingresos por intereses.

En el capítulo de gastos, la mayor partida, las transferencias corrientes entre administraciones, bajó un 1,8 % por las menores transferencias a la Seguridad Social, que cayeron un 18,6 %. Las transferencias al Servicio Público de Empleo Estatal y el Fondo de Garantía Salarial también evolucionan a la baja.

Otras partidas de gasto que se han reducido en los diez primeros meses del año son los intereses devengados (21.836 millones, un 6,4 % menos) y la aportación a la Unión Europea por recursos de IVA y RNB (7.170 millones, un 13,1 % menos).

La remuneración de los asalariados bajó un 2,3 % por el efecto comparativo de la devolución en 2016 de buena parte de la paga extra de 2012.

En este periodo los consumos intermedios se redujeron un 10,2 % y la inversión, un 9,8 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.