Artola: El aumento de la riqueza en España se basa en activos inmobiliarios

Miguel Artola, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, ha asegurado que "el crecimiento de la riqueza en España en los últimos cuarenta años se basa en el aumento del valor de los activos inmobiliarios".

El Laboratorio de Análisis y Evaluación de Políticas del Ivie (IvieLAB) ha reunido esta mañana en València en el seminario 'Los pilares del bienestar en el siglo XXI: Lecciones del siglo XX' a expertos como Artola, que han explicado las bases del crecimiento económico en España en el pasado como punto de partida para plantear los retos del crecimiento futuro.

En su análisis, el profesor en la Universidad Carlos III ha concretado que en España, mientras la inversión en activos financieros se ha mantenido constante, la inversión en vivienda se ha disparado, por lo que "la mitad del crecimiento de la riqueza del país no se debe al ahorro, sino al crecimiento del precio de los activos inmobiliarios, incluido el valor del suelo urbano".

Según Artola, este patrón de acumulación de riqueza es particular del caso español y no se da en otras economías desarrolladas.

En su opinión, esto se puede explicar por la política monetaria, que ha mantenido los tipos de interés muy bajos, junto a una relajación de los estándares para la obtención de crédito, y por la presión demográfica, que aumenta el precio de la vivienda..

Por su parte, Clara Martínez-Toledado, doctoranda de la Paris School of Economics, ha enfocado su presentación hacia el análisis de la composición y distribución de la riqueza de los hogares en España.

Según su ponencia, el 'boom' inmobiliario no ha cambiado la concentración en la distribución de la riqueza, ya que las personas con mayores recursos cuentan con una cartera más diversificada y pueden medir mejor los riesgos de la inversión en el sector.

Los otros dos ponentes del seminario que se ha celebrado esta mañana en la sede de la Fundación Universidad Empresa (Adeit) han puesto la atención de sus exposiciones en los "problemas de productividad" que arrastra España desde el siglo pasado.

Leandro Prados de la Escosura, catedrático de la Universidad Carlos III, ha asegurado que la productividad del trabajo aumentó durante la crisis, pero a costa de la destrucción del empleo y que con la recuperación se registran mejoras en el PIB, pero no gracias a ganancias de eficiencia.

"Es un problema que le estamos legando a las nuevas generaciones, porque no estamos creando empleo en sectores productivos, que son los que pueden hacer crecer la economía", ha lamentado.

Por su parte, la directora de Proyectos Internacionales del Ivie, Matilde Mas, ha coincidido con el análisis de Prados y, en su exposición, ha insistido en que el problema de España es que aunque acumula capital, después no es capaz de utilizarlo de forma eficiente y la productividad registra crecimientos negativos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.