Alrededor de 50.000 jubilados marchan en Bilbao porque aún queda mucha lucha

Alrededor de 50.000 pensionistas y jubilados, según la Policía Municipal, han vuelto a manifestarse en Bilbao, donde se han felicitado por haber logrado con sus movilizaciones mejorar algo las pensiones, si bien han avisado de que su movimiento no puede decaer "porque queda mucho por lo que luchar".

La marcha ha partido a las 18:00 horas de la plaza del Ayuntamiento, donde cada lunes los protagonistas de este movimiento social se concentran desde hace cinco meses para reclamar un sistema público que garantice unas pensiones dignas, y desde ahí han subido por la calle Buenos Aires para tomar la Gran Vía hasta terminar en la plaza del Sagrado Corazón hacia las 19:30 horas.

Como pasó cuando los jubilados se manifestaron el 17 de marzo y sumaron más de 110.000 asistentes sólo en Bilbao, también hoy los gritos más coreados han sido contra los políticos corruptos y para reclamar la dimisión de Mariano Rajoy, a quién han dicho: "No queremos parches. Queremos que te marches".

Aunque sin haber logrado esa cifra récord de manifestantes de hace dos mese, los convocantes de la movilización han agradecido la masiva asistencia de hoy, al tiempo que han destacado que la demostración en la calle de esos amplios apoyos sociales han permitido "que las pensiones entren en la agenda política".

Han afirmado que, si se cumple lo acordado en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, -en referencia al acuerdo entre PP y PNV para subir las pensiones al 1,6% durante 2018 y 2019, y retrasar cuatro años la aplicación del factor de sostenibilidad-, "habremos logrado aplazar dos años la imposición del nefasto 0,25% y la aplicación del llamado ?índice de revalorización de las pensiones?.

Han destacado que gracias al esfuerzo de los colectivos de jubilados, "todas las pensiones recuperarán poder adquisitivo durante dos años", lo que evidencia que "merece la pena luchar" aunque "la subida es insuficiente y no tendrá carácter retroactivo", han avisado.

Por ello, han animado a los asistentes a seguir manifestándose en próximas convocatorias para conseguir "recuperar con carácter definitivo el índice de subida de las pensiones según la carestía de la vida, evitando de ese modo la pérdida de poder adquisitivo", así como "lograr una pensión mínima garantizada de 1.080 ? mensuales, que evite a las personas jubiladas caer en la exclusión social y que reduzca tanto la brecha de género entre mujeres y hombres".

También han insistido en exigir "derogar las últimas reformas laborales y de pensiones, y anular el factor de sostenibilidad",

Han anunciado que, tras la reunión del Pacto de Toledo y del debate de los Presupuestos Generales del Estado, dentro de tres semanas, volverán a manifestarse el próximo 26 de mayo en el País Vasco y Navarra.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.