Jubilación. Las recetas de PP y Ciudadanos para reformar las pensiones

Consideran que las medidas que se aprueben deben ser consensuadas en el seno del Pacto de Toledo para “apuntalar” la sostenibilidad del sistema a largo plazo

La solvencia del sistema público de pensiones está cuestionada y si no se acometen cambios estructurales acabará siendo insostenible. Para evitarlo, desde el Partido Popular y Ciudadanos exigen al Gobierno que realice reformas encaminadas a reducir el agujero de las pensiones.

En los últimos 10 años arrastran un déficit continuado de 116.640 millones de euros y las perspectivas para este año van a peor. Según un informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), la Seguridad Social cerrará 2020 con un déficit de entre 56.000 y 68.000 millones de euros, según de grave sea la crisis.

Una caída muy superior a los 16.000 millones con los que terminó 2019. Informa la revista INVERSIÓN en su número de esta semana. Puede suscribirse desde 3 euros por semana o acudir a su quiosco (4 euros).

Para revertir estas cifras, las reformas pasarían por equiparar la edad real y la edad legal de jubilación, incentivar la demora en el acceso a al retiro y favorecer la compatibilidad entre pensión y trabajo, asegura María Muñoz, diputada de Ciudadanos.

Todas estas medidas deberían acometerse “desde el diálogo y el consenso en el seno del Pacto de Toledo, ya que solo así se podrían garantizar pensiones dignas y sostenibles tanto hoy como en el futuro. Si el Gobierno renuncia a los consensos, se condena a seguir con los parches y nos condena a perder otra legislatura”, afirma la diputada de Ciudadanos.

Publicidad
Publicidad

También Tomás Cabezón, diputado del Partido Popular, cree que la Comisión del Pacto de Toledo es el marco adecuado para valorar las medidas a tomar en materia de pensiones tanto a corto como a largo plazo, partiendo de las recomendaciones que se quedaron encima de la mesa antes de que la comisión suspendiera su actividad debido al estado de alarma.

Reconoce que estuvieron muy cerda de lograr un acuerdo, pero “Podemos, en el último momento, se levantó de la mesa rompiendo el consenso”.

Este lunes ha vuelto a reunirse la comisión y su objetivo es el mismo: cerrar un acuerdo que sirva de base para que el Gobierno apruebe una reforma de las pensiones que, según apuntan desde el Ejecutivo, podría alcanzarse a final de año.

María Muñoz recrimina Pedro Sánchez no haber emprendido las reformas antes, ya que así podría haberse frenado el endeudamiento de la Seguridad Social. Achaca este retraso a que al Ejecutivo le ha faltado “ambición y valentía” y le ha sobrado estar “demasiado pendiente de las encuestas”.

Considera que el Gobierno debe tener voluntad para impulsar la reforma y contar con apoyos “decididos y leales” para sacarla adelante: Sobre todo cuando está en minoría y cuenta con unos socios de investidura que no se caracterizan por querer lo mejor para España”

Publicidad

¿Consenso a la vista?

A pesar de los últimos desacuerdos producidos entre los integrantes de la comisión, Tomás Cabezón cree que están más cerca del consenso y confía en llegar a un pacto: “Tenemos que empezar a tomar decisiones porque la reforma de las pensiones no se puede demorar más tiempo”, asegura.

Asimismo, demanda la comparecencia del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá para que “nos explique la evolución de las cuentas del sistema público de pensiones, del número de cotizantes, cómo va a ser la recuperación de ingresos del sistema y si están asumiendo compromisos con Europa que afectan a las pensiones para posibilitar la llegada de los fondos adicionales procedentes de la UE”.

Publicidad

Desde Ciudadanos también creen que la reforma de las pensiones es cada vez “más acuciante” para acabar con el déficit de la Seguridad Social y apuntalar la sostenibilidad del sistema a largo plazo, sobre todo tras el estallido de la crisis económica provocada por el Covid-19.

A juicio de Maria Muñoz, España tiene un reto pendiente en materia de pensiones por lo que “no podemos seguir mirando hacia otro lado, y menos después de que la crisis sanitaria ha puesto de relieve lo frágil que puede llegar a ser nuestro sistema por no haber adoptado las medidas necesarias. La reforma de las pensiones no puede esperar. Es necesaria y posible y para acometerla solo hace falta ambición, valentía y consenso”.

Suscríbase a la revista INVERSIÓN desde 3 euros por semana o acuda a su quiosco (4 euros).

 

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de