La pensión media no contributiva se quedará en 484€ en 2023

El Gobierno prorroga a 2023 la subida del 15% de las pensiones no contributivas dejando la pensión media en 484 euros mensuales

Los beneficiarios de las pensiones no contributivas continuarán disfrutando en 2023 del incremento del 15 por ciento de sus prestaciones, aprobado con carácter extraordinario para el segundo semestre de 2022.

La prórroga de la subida significa que estos pensionistas cobrarán en 2023 la misma pensión que en diciembre de este año, sin beneficiarse de la subida del 8,5 por ciento que se aplicará a las pensiones contributivas.

Publicidad

"Es decir, los pensionistas no contributivos recibirán durante 2023 los mismos importes que cobran desde que se revalorizaron sus pensiones el pasado mes de julio, y que inicialmente solo se iban a prolongar hasta diciembre”, señalan fuentes del Instituto BBVA de Pensiones.

La prórroga durante 2023 beneficiará a más de 444.500 pensionistas, a cuyas prestaciones la administración destina un gasto de 225 millones de euros, según datos del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso).

Competencia de las autonomías

La gestión las pensiones no contributivas está atribuida a las comunidades autónomas y a las direcciones provinciales del Imserso en las ciudades de Ceuta y Melilla

Se conceden a las personas que, sin haber cumplido los requisitos de cotización necesarios, 15 años como mínimo, se encuentran en una situación de necesidad y carecen de recursos suficientes para su subsistencia, así como a los menores de 65 años con una discapacidad superior al 65 por ciento.

Publicidad

Existen dos clases de pensiones no contributivas, la de jubilación y la de invalidez. En ambas es necesario cumplir ciertos requisitos económicos, entre los que destaca el límite de ingresos mensuales, y de residencia, como haber vivido entre cinco y diez años en España. Además de otros requerimientos relacionados con la edad o la discapacidad.

Una subida media de 73 euros al mes

El incremento del 15 por ciento supone una subida media de las pensiones no contributivas de 73 euros mensuales.

En el primer semestre de 2022, la pensión media no contributiva era de 421,40 euros al mes, lo que al año ascendía a 5.899,60 euros. Tras la subida del 15 por ciento en el segundo semestre se situó en 484,61 euros mensuales, 6.784,54 euros al año. Esta cantidad será la que se mantenga en 2023.

Publicidad

Una cuantía muy alejada de la pensión máxima de jubilación, que, con la subida del 8,5 por ciento prevista para el año que viene, pasará de 2.820 a 3.059 euros mensuales. Mientras que la pensión media de jubilación subirá de 1.248 a 1.354 euros al mes.

Una horquilla de entre 121 y 726 euros

La nómina de las pensiones mínimas no contributivas de jubilación alcanzará los 121,15 euros mensuales y los que reciban una pensión no contributiva de invalidez con incremento del 50 por ciento cobrarán 726,9 euros mensuales.

Estas prestaciones se otorgan a personas cuyo grado de discapacidad sea igual o superior al 75 por ciento y acrediten que necesitan la ayuda de otra persona para desenvolverse en su vida cotidiana.

Publicidad

Cuando en una misma familia conviven dos beneficiarios de la pensión no contributiva, el importe individual para cada uno de ellos es de 411,91 euros al mes, y de 387,68 euros mensuales si coinciden tres o más personas.

La mayoría mujeres

El perfil más común de este tipo de pensionista es el de una mujer española, casada e integrada en una unidad económica de entre dos y tres personas.

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

Publicidad
En portada

Noticias de