Los 9 errores más perjudiciales antes de la jubilación y cómo solucionarlos

Del ranking de los 9 errores al planificar la jubilación destacan 3: retrasar el ahorro, optar por inversiones conservadoras y no diseñar un buen plan financiero

Los españoles cada vez son más conscientes de la necesidad de ahorrar para no perder poder adquisitivo al llegar a la jubilación, pero los que lo hacen siguen siendo muy pocos.

Tres de cada cuatro españoles no ahorra para complementar su pensión y una parte de los que lo hacen planifican mal ese ahorro y cometen fallos que se podrían evitar.

Publicidad

Analistas consultados por finanzas.com destacan los 9 errores más frecuentes y la forma de subsanarlos.

Error 1: creer que la pensión pública será suficiente

Una parte importante de los actuales trabajadores considera que la pensión que recibirán al jubilarse será suficiente para afrontar los gastos que tengan en su etapa de retiro.

Esta creencia se deriva de que España está entre los países con pensiones más altas.

Publicidad

Según datos de la OCDE, la tasa de sustitución en nuestro país -porcentaje que supone la pensión de jubilación sobre el último sueldo percibido en la etapa laboral- alcanzó en 2021 el 80,1 por ciento.

Una cifra muy elevada comparada con la media del 62 por ciento del total de países que conforman la OCDE o la del 54 por ciento de los países de la Unión Europea.

Publicidad

Pero la tasa de sustitución en España podría menguar a medio y largo plazo debido al déficit que arrastra la Seguridad Social, que en 2021 alcanzó los 11.192 millones de euros, y que puede poner en peligro la sostenibilidad del sistema público de pensiones.

Por ello, fiar el bienestar en la etapa de retiro a las pensiones es un riesgo que no se debería asumir, advierten desde Mapfre, y recomiendan "buscar un complemento para la pensión pública que sirva de colchón de seguridad".

También para Isabel Casares, secretaria general de la Organización de Consultores de Pensiones (OCOPEN), "pensar que la pensión pública de jubilación va a ser suficiente para mantener el nivel adquisitivo que teníamos antes de jubilarnos es un error".

Por ello considera "fundamental" que los trabajadores "planifiquen sus necesidades futuras y en función de ellas calculen qué ahorro necesitan acumular a largo plazo para mantener la calidad de vida en la etapa en que menos dinero se ingresa".

Error 2: no ahorrar para la jubilación

El segundo error, derivado del primero, es no ahorrar para el retiro, ya que, a pesar de los esfuerzos del Gobierno para evitar que los jubilados pierdan poder adquisitivo mediante la subida de las pensiones en función del IPC, la escalada galopante de la inflación este año pone en jaque esta iniciativa incluida en la reforma de las pensiones.

José Antonio Herce, presidente del Foro de Expertos del Instituto BBVA de Pensiones, estima que una inflación como la que se prevé para este año "no la va a aguantar el sistema de pensiones".

Publicidad

"Cada punto porcentual de revalorización de las pensiones supone 1.600 millones de euros, seis puntos supondrían casi 10.000 millones de euros. Pero esa cifra se queda en la masa salarial de las pensiones durante toda la vida de los jubilados, por lo que se multiplican hasta 120.000 millones de euros en valor presente descontado. Es una barbaridad", reconoce Herce.

Por ello, ahorrar para la jubilación ya "no es una opción, sino que se ha convertido en una necesidad", aseguran desde Mapfre.

Consideran que, con ahorrar una pequeña cantidad de forma temprana y constante, "podremos acumular un ahorro digno para cubrir las necesidades futuras".

Publicidad

Error 3: desconocer el dinero que se necesitará durante la jubilación

Uno de los errores típicos al planificar la jubilación es no tener claro cuánto dinero se necesita ahorrar para tener un retiro tranquilo.

Es habitual pensar que los gastos serán similares a los de la etapa laboral o menores.

El problema es que el estilo de vida del jubilado y su salud no serán los mismos. Hay que tener en cuenta que los jubilados tienen más tiempo libre que pueden emplear en viajes o en ocio, lo que suponen más costes.

Por ello, el actual trabajador "deberá pensar qué va a hacer con ese tiempo libre y averiguar el coste que ello supondrá", recomiendan los analistas.

También tiene que tener en cuenta aspectos como la salud, la esperanza de vida una vez jubilado y los gastos que ello le va a suponer, ya que el dinero le tiene que durar hasta el final de su vida si no quiere depender de las ayudas del Estado.

Publicidad

Error 4: retrasar el ahorro

"Nunca es demasiado pronto para empezar a ahorrar para la jubilación", sentencian fuentes del Instituto BBVA de Pensiones. Consideran que cuanto antes se empiece, menos esfuerzo costará y más ahorro se logrará gracias al efecto del interés compuesto.

Por ello, Isabel Casares recomienda empezar a ahorrar para la jubilación "desde el momento en que comenzamos la actividad laboral y recibimos ingresos, de tal forma que tengamos tiempo para complementar la pensión pública. Cuánto más retrasemos el ahorro menos beneficios vamos a obtener de él".

Error 5: carecer de formación financiera

Los escasos conocimientos financieros de los españoles los llevan a no comprender cuáles son las consecuencias futuras de sus decisiones económicas.

Esto se pone de manifiesto en que los productos financieros por excelencia de los españoles siguen siendo los depósitos.

"No somos conscientes de que si dejamos nuestro dinero inmóvil lo único que vamos a conseguir es perder poder adquisitivo con el paso de los años", advierten desde Abante.

Esta falta de cultura financiera hace que los ahorradores piensen a corto plazo a la hora de ahorrar para su retiro, cuando se trata de un objetivo a largo plazo.

El resultado de este error son inversiones demasiado conservadoras, cuando a largo plazo el foco de la inversión debería ser obtener rentabilidad.

No tienen en cuenta que una de las ventajas de invertir para un objetivo lejano es el tiempo, que permite asumir más riesgo y reducir los efectos de la volatilidad del mercado a corto plazo.

De hecho, una de las estrategias más eficaces para la jubilación es comenzar asumiendo más riesgo, es decir, apostar más por renta variable e ir, poco a poco, bajando esa exposición a medida que se acerca el objetivo.

"La mayoría no sigue esta estrategia porque las emociones los llevan a infravalorar las subidas y sobrevalorar las pérdidas, es decir, nos duele mucho más perder dinero que lo que nos alegra ganarlo, y por eso tendemos a ser más conservadores de lo que deberíamos cuando invertimos a largo plazo", apuntan desde Abante.

Error 6: asociar el ahorro a un producto y no a un proyecto

Los ahorradores suelen pensar en un determinado producto financiero para ahorrar de cara a la jubilación, normalmente, optan por los planes de pensiones.

Lo hacen sin responderse a preguntas clave como: ¿Cuándo voy a querer jubilarme? ¿Cuáles son mis objetivos para cuando deje de trabajar? ¿Me va a bastar con la pensión pública? ¿Cuánto cuesta todo lo que quiero hacer? ¿Cuánto tengo ahora y cuánto puedo ahorrar?

Responder a estas cuestiones siempre debe ser el primer paso antes de invertir para la jubilación, recomiendan desde Abante, ya que "si lo hacemos al revés corremos el riesgo de invertir en un producto financiero que no sea el adecuado para nosotros".

Error 7: invertir solo lo que sobra

Muchos trabajadores no llevan a cabo un ahorro sistemático para su jubilación. Invierten lo que les queda a final de mes, en lugar de pensar en lo que aportan para la jubilación como un recibo o una factura más.

Rafael Villanueva, manager retirement de Willis Towers Watson España, considera que "a largo plazo, pequeños esfuerzos de ahorro consiguen resultados sorprendentes. Con frecuencia, es más importante ser constantes con cantidades pequeñas, que realizar solo aportaciones esporádicas, aunque más elevadas".

Error 8: aportar al plan de pensiones solo a final de año

Las aportaciones a los planes de pensiones suelen hacerse a final de año pensando en la deducción fiscal y esto perjudica la rentabilidad del plan.

Aportar periódicamente es beneficioso porque se entra en el mercado a mejores precios, es decir, se captura la rentabilidad global que da el mercado, evitando entrar en un único momento a peor precio.

Error 9: dejar de invertir tras la jubilación

Rescatar el plan de pensiones en el momento de la jubilación es otro error muy común. Si no se necesita ese dinero es mejor no hacerlo.

Los motivos son, según fuentes de Abante, que "en la era de la longevidad, cada vez vamos a tener jubilaciones más largas en las que vamos a llegar más activos que antes, por lo que seguir gestionando e invirtiendo nuestro patrimonio durante esa etapa será fundamental".

En portada
Publicidad
Noticias de