La estrategia más rentable para traspasar un plan de pensiones

Si su plan de pensiones no cumple con sus expectativas, busque otro más rentable. Cambiar de plan es gratis y puede hacerse tantas veces como se desee. Estas son las estrategias

Elegir un plan de pensiones que cumpla las expectativas del partícipe hasta llegar a la jubilación no es fácil debido a que se trata de un ahorro a muy largo plazo y las circunstancias vitales y financieras del ahorrador cambian y, con ellas, su estrategia de inversión.

Por ello, la normativa posibilita al ahorrador el traspaso de planes de pensiones para adaptarlos a su perfil inversor, ya sea en la misma entidad financiera o trasladándolos a otra.

Publicidad

También pueden traspasarse a otros productos de previsión social diseñados para el ahorro destinado a la jubilación como los planes de previsión asegurados (PPA).

El traspaso afecta a los derechos consolidados del plan, tanto al capital invertido como a los intereses obtenidos con él, y se pueden trasferir, en su totalidad o solo una parte, las veces que se desee sin ningún coste fiscal. Eso sí, en el momento de rescatarlos el partícipe tiene que cumplir con Hacienda.

Motivos del cambio

El principal motivo para cambiar de plan de pensiones es que la rentabilidad que aporta sea insuficiente para el partícipe y este quiera modificar su estrategia de inversión.

Desde BBVA señalan que los casos más frecuentes de traspasos los protagonizan partícipes que contrataron en su juventud planes de pensiones que invertían en renta variable. Con el paso de los años van traspasando sus derechos adquiridos a otros planes con un riesgo moderado, que cambian por otros más conservadores al aproximarse a la jubilación.

Publicidad
Publicidad

Otra de las causas por las que los ahorradores cambian de plan es aprovechar los regalos o las promociones que ofrecen las entidades financieras en sus campañas de pensiones de final de año. Unos regalos que puede resultarles muy caros.

Fuentes de Abante aconsejan que "aunque estos reclamos pueden resultar atractivos a primera vista, conviene analizar con detenimiento la oferta y las características del plan de pensiones ofrecido”.

Advierten del riesgo con un ejemplo: "nos pueden ofrecer una cantidad fija de, por ejemplo, 4.000 euros, o una bonificación de un porcentaje determinado sobre el importe que llevemos, por ejemplo, un 3 por ciento del dinero que les ingresemos".

Puede parecer atractivo, pero "si el plan que nos venden no está bien gestionado y no ofrece rentabilidad, la ventaja de recibir ese dinero quedará pronto anulada por el coste de oportunidad, es decir, por el dinero que podríamos ganar gracias a la rentabilidad que nos ofreciera un plan mejor en un plazo determinado, ya que, en muchas ocasiones, la bonificación por el traspaso está sujeta a condiciones de permanencia", señalan en Abante.

¿Qué tener en cuenta antes de realizar un traspaso?

Antes de cambiar el capital a un nuevo plan, el participe debe plantearse si su actual plan de pensiones se ajusta a sus objetivos, si está satisfecho con él o no y si es necesario diversificar más sus inversiones. En función de las respuestas deberá decidir si lo mantiene o le resulta conveniente invertir en otro.

Si elige la segunda opción, debe estudiar la política de inversión del nuevo producto, si está bien gestionado, si se adapta sus necesidades y a su perfil inversor y si es transparente o tiene escondida en la letra pequeña alguna condición que no compensa asumir.

Publicidad

También es interesante saber cuál ha sido la rentabilidad que ha obtenido en los últimos años e informarse si obliga a vincular sus condiciones a otros productos financieros de la entidad y los gastos que ello conllevaría.

En el caso que el traspaso sea de una entidad a otra también hay que informarse sobre qué ofrece la nueva entidad y si aporta un trato personalizado o mejores perspectivas de beneficios.

Traspaso entre entidades financieras

El traspaso entre distintas entidades es sencillo y no conlleva el pago de comisiones. La nueva entidad se suele hacer cargo de la migración del plan, pero el partícipe debe informarla de la cuantía que quiere traspasar y del plan en el que desea invertir.

Este proceso es rápido. La ley establece que, una vez dada la orden, el traspaso no puede tardar más de cinco días hábiles si se produce entre gestoras o tres días hábiles si tiene lugar entre productos de la misma gestora.

Publicidad

En el caso de los planes de pensiones individuales, no solo los partícipes pueden traspasar su plan, también tienen ese derecho los beneficiarios que estén cobrando prestación.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Linkedin | Facebook | Flipboard | Telegram | Instagram

En portada
Publicidad
Noticias de