Jubilación. Los baby boomers disparan la tasa de dependencia

Dos trabajadores sostienen la pensión de un jubilado y en 2050 la paridad será de un cotizante por pensionista

El sistema público de pensiones necesita más cotizantes para garantizar su sostenibilidad y frenar la tasa de dependencia, que relaciona a las personas en edad de trabajar, potenciales contribuyentes del sistema, con la población inactiva, entre la que destacan los pensionistas.

Esta necesidad, cada vez más urgente, se ve reflejada en que la tasa de dependencia en España es una de las más altas de Europa. Dos cotizantes a la seguridad social sostienen la pensión de un jubilado y, según las previsiones, en 2050 la paridad será de un trabajador por pensionista.

Publicidad

Más pensionistas y mayores pensiones

En la actualidad hay en España 19 millones de cotizantes a la Seguridad Social frente a 9 millones de pensionistas, pero con la jubilación de los baby boomers, la generación nacida entre 1958 y 1977, las ratios van a empeorar y la carga de los trabajadores en activo respecto a las pensiones aumentará.

Según datos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) el retiro de esta generación elevará el número de pensionistas en 15 millones en 2048. Mientras que la población en edad de trabajar disminuirá entre 5 y 7 millones de personas.

A ello hay que sumar el incremento de la nómina de las pensiones debido a que los actuales jubilados se retiran con prestaciones más elevadas. La pensión media de jubilación en agosto ha sido de 1.192,26 euros, un 2,40 por ciento más que el año anterior.

Publicidad

El futuro ya ha llegado

La tasa de dependencia varía mucho entre las distintas regiones, por ello no hay que esperar hasta 2050 para ver que hay provincias en que solo un trabajador financia la pensión de un jubilado. Este es el caso de Orense con 1,08 cotizantes por cada pensionista, Lugo, con 1,25, o León, con 1,27.

Ajuicio de los analistas, el equilibrio en los sistemas de reparto como el español es difícil de sostener cuando la relación entre afiliados y pensionistas es menor a 2.

Publicidad

Mayor esperanza de vida y menor natalidad

Y esta ratio va a ir a peor condicionada por la evolución demográfica que conduce a una mayor esperanza de vida y a un descenso de la tasa de natalidad, lo que disminuye la incorporación de nuevos cotizantes al sistema.

Según el INE, en 2052 el grupo de población de más de 64 años se habrá incrementado en más de 7 millones de personas, mientras que el grupo comprendido entre 16 y 64 años habrá perdido casi 10 millones. A todo ello se une el elevado desempleo estructural del país, con tasas que ahora superan el 15 por ciento.

"Estos desequilibrios no son sostenibles en el tiempo y son, sin duda, una amenaza para el futuro del sistema de pensiones", apuntan desde el Instituto BBVA de Pensiones. Prueba de ello es el agotamiento del fondo de reserva de las pensiones.

Para mejorar la tasa de dependencia, los analistas creen que hay que elevar el número de nuevos cotizantes mediante políticas que permitan reincorporar al mercado laboral a los desempleados que han generado las últimas crisis y que dejaron de ser contribuyentes al agotarse sus prestaciones. Además, consideran “ineludible” abordar medidas “que fomenten la natalidad. Ahora en tasas mínimas que no aseguran el reemplazo generacional".

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de