Jubilación: ¿a quién le interesa pagar por las prácticas de manera retroactiva? 

Las personas que hicieron prácticas sin cotizar a la Seguridad Social podrán recuperar hasta cinco años de cómputo de cara a su jubilación. Pero, para ello, deberán pagar unos 290 euros por mes, ¿compensa?

El Gobierno ha puesto en marcha una iniciativa para que las personas que realizaron prácticas sin cotizar a la Seguridad Social puedan recuperar hasta cinco años de cómputo de cara a la jubilación. 

Si bien, el proyecto ha levantado ampollas en colectivos como las asociaciones de científicos y los sindicatos, quienes consideran que está más encaminado a recaudar fondos que a solucionar el problema. 

Publicidad

Y es que cada mes de cotización recuperado exigirá el pago de unos 290 euros. Es decir, que rescatar seis meses costaría unos 1.700 euros y los cinco años al completo, unos 17.000.  

En ese sentido, muchos interesados se están preguntando si compensa o no suscribir un convenio especial con la Tesorería General de la Seguridad Social para acogerse a esta posibilidad. 

Cotizar retroactivamente de cara a la jubilación sale caro 

Preguntados a este respecto, los expertos reconocen que cotizar retroactivamente por las prácticas del pasado sale caro. 

“Es verdad que no se paga el cien por cien de la cuota, sino el 77 por ciento, pues hay una exención del 23 por ciento. Pero, aun así, hay que abonar mucho más de lo que hubiera tocado en su momento. En concreto, entonces se habría pagado la quinta parte. Ahora, hay que abonar prácticamente la totalidad de la cuota empresarial más la del trabajador”, apunta Enrique Devesa, profesor de la Universidad de Valencia e investigador del IVIE. 

Asimismo, los especialistas descartan que sea una solución válida para todo el mundo.  

“Con este proyecto se saca liquidez para que entre en la Seguridad Social pero, ¿quien te garantiza que te vaya a aportar positivamente para la pensión futura?”, reflexiona Isabel Casares, secretaria general de la Organización de Consultores de Pensiones (Ocopen). 

Publicidad
Publicidad

¿A quién compensa acogerse a la medida? 

Con todo, sí hay una serie de casos en los que este rescate podría resultar de ayuda, sobre todo en personas con edades próximas a la jubilación. 

Por ejemplo, es el caso de aquellas que no lleguen al mínimo de quince años necesarios para recibir una pensión contributiva y que, con este rescate, lo puedan conseguir. 

También puede servir a quienes quieran jubilarse a los 65 años en vez de a los 67 y que, añadiendo estos periodos de cotización, puedan alcanzar los 38 años cotizados que permiten este retiro a los 65, sin merma en la pensión. 

Publicidad

En la misma línea, las personas que quieran acceder a una jubilación anticipada voluntaria (desde los 63 años, en 2024) podrán reducir la pérdida de poder adquisitivo que esto implica si añaden los años de cotización de cuando eran becarios. 

Y lo mismo ocurriría con las personas que no alcancen los 38 años cotizados necesarios para salir del mercado laboral evitando recortes de la prestación. 

“Si llevas menos de 38 años cotizados, tienes un porcentaje de penalización cuando te vas a jubilar. Si te añaden cinco años de prácticas, son cinco años más que te sumas y ya no te aplican ese porcentaje", apunta Casares.  

Eso sí, los interesados tendrán que hacer cuentas para valorar si el gasto que eso implica compensa la ganancia potencial en forma de prestación mensual por jubilación. 

Publicidad

Cubrir lagunas de cotización en el caso de los autónomos 

Otro supuesto en el que puede resultar interesante es el de los autónomos, pues el régimen de este tipo de trabajadores no integra las lagunas de cotización (como sí sucede con los trabajadores por cuenta ajena).  

“Para calcular la cuantía de la pensión, te cuentan las bases de cotización de los últimos 25 años. A los trabajadores del régimen general, les regalan bases de cotización si tienen periodos sin cotizar. Es decir, se lo rellenan con la base mínima de cotización. Pero a los autónomos no. Les cuenta cero. Por eso, ahí sí les interesaría que les reconocieran esto de los becarios”, explica Devesa. 

En todo caso, habría que hacer números, pues cada caso es diferente, según insisten los expertos. 

A quién no le interesa pagar para cotizar las becas 

A quien no les interesa esta posibilidad es a los trabajadores jóvenes o aquellos de mediana edad, que ya lleven bastantes años cotizados aunque todavía les falten algunas décadas para la jubilación.  

En ese caso, “esos años probablemente no les sirvan para nada", avisa Devesa. 

Casares resume el tema así: “Esto es una forma de conseguir ingresos. La Seguridad Social tiene que subsistir o con menos gastos o subiendo ingresos. Y bajar ingresos no lo van a hacer porque implica bajar las pensiones". 

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de