Jubilación

Jubilación. ¿Cómo calcular la pensión en 2020?

El cáculo de la pensión se hace a partir de las bases de cotización del trabajador de los últimos 23 años, que aumentarán hasta los 25 en 2022

Cómo calcular la pensión este año

Conocer la cuantía de la pensión que se va a recibir en el periodo de la jubilación es esencial para que los actuales trabajadores diseñen un plan financiero que les haga llegar al retiro sin perder poder adquisitivo.

Calcular la pensión es sencillo, aunque más fácil sería si el Gobierno se decide a enviar a los cotizantes la famosa carta naranja que prometió en 2011 Mariano Rajoy con la estimación de la cuantía de la pensión de cada trabajador.

Pero parece que ningún gobierno se decide a echarla al correo, ya que, según los expertos, se trata de una medida impopular y restaría votos al partido que se atreviera a enviarla.

Hacer números es la única opción

Por ello, al cotizante no le queda más remedio que hacer números. Lo primero a tener en cuenta al calcular la pensión son las bases de cotización de los últimos años de la vida laboral del trabajador.

¿Qué más leer?

Jubilación activa: un balón de oxígeno para la Seguridad Social

En 2020 se contabilizan los últimos 23 años, aunque el período a considerar irá creciendo progresivamente hasta 2022. En 2021 serán los últimos 24 años cotizados y en 2022, los últimos 25.

¿Dónde encontrar las bases?

Las bases de cotización aparecen en la nomina del trabajador, no obstante debido a que recabar las nominas de más de veinte año es una tarea compleja, la Seguridad Social pone a disposición de los cotizantes la posibilidad de solicitar el Informe de Bases de Cotización, donde constan todas las bases del trabajador.

El cálculo es sencillo y fuentes de ING lo plasman con un ejemplo: para un trabajador cuyas bases de cotización mensuales de los últimos 23 años (276 meses) fueran de 1.000 euros (teniendo en cuenta la inflación) la suma de todas estas bases sería de 276.000 euros.

Cómo calcular la base reguladora

El resultado obtenido con la suma de las bases de cotización hay que dividirlo por un divisor que depende de los años computables de las bases de cotización.

El divisor para el año 2020 es de 332, para 2021, de 336, y para 2022 es de 350. La razón de esta minoración es que las pensiones se abonan en 14 pagas, a diferencia de las cotizaciones, que se aportan en 12 pagas.

Siguiendo el ejemplo anterior, la base reguladora sería de 857,14 euros, que es el resultado de dividir 276.000 euros entre 322 pagas.

Aplicar un ajuste en función de los años cotizados

Calculada la base reguladora hay que aplicar un porcentaje de ajuste en función de los años cotizados. Y es que para recibir el 100% de la pensión es necesario haber cotizado un número mínimo de años.

En 2020, el período mínimo es de 36 años para quienes se jubilen a la edad ordinaria, aunque se irá incrementando progresivamente hasta 2027.

¿Qué más leer?

Jubilación. ¿Cuánto se necesita ahorrar para complementar la pensión?

Para quienes no alcancen esos mínimos, el cálculo de la pensión se realiza de la siguiente manera: con 15 años cotizados se tiene derecho al 50% de la base reguladora, y se añade un porcentaje adicional por cada mes cotizado hasta llegar al 100%.

De esta manera, si el pensionista del ejemplo hubiese cotizado 30 años (360 meses) y se jubilara en 2020, le correspondería una pensión del 86,32% de la base reguladora (que era de 857,14 euros). Es decir, 739,88 euros. Un 50% por los 15 primeros años cotizados y un 36,32 % por el resto.

Aunque al jubilado le quede una pensión pequeña, nunca cobraría menos de la pensión mínima contributiva fijada por la ley.

En 2020, las pensiones mínimas son:

  • Con cónyuge a cargo: 11.807,60 euros anuales (14 pagas de 843,40 euros)
  • Sin cónyuge: 11.807,60 euros anuales (14 pagas de 843,40 euros)
  • Con cónyuge no a cargo: 9.081,80 euros (14 pagas de 648,70 euros)

Recurrir al simulador

Si al trabajador no le gusta hacer cuentas, puede recurrir al simulador de jubilación de la sede electrónica de la Seguridad Social, conocido como Tu Seguridad Social, que, entre otros, datos aporta la fecha probable de la jubilación del usuario y el monto de su pensión.

Una vez conocida la cuantía de la pensión, si el trabajador considera que no le llegará para mantener su actual nivel de vida, lo que tiene que hacer es “empezar a ahorrar para el retiro lo antes posible”, asegura Isabel Casares, secretaria general de la Organización de Consultores de Pensiones (Ocopen), y hacerlo con regularidad e incrementando el importe.

¿Qué más leer?

Jubilación. La implantación de la mochila austriaca está más cerca

“La recomendación es que se empiece desde el momento en que se inicia la vida laboral y disponemos de un salario, lo que nos permitirá generar un fondo periódico para complementar la pensión”, señala la experta.

También a juicio de Rafael Villanueva, manager retirement de Willis Towers Watson España, “los trabajadores tienen que entender que su jubilación será distinta a la de sus padres y demorar el comienzo del ahorro para la jubilación solo hará más cuesta arriba conseguir su objetivo de mantener su poder adquisitivo en el retiro”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

¿Qué más leer?