Telefónica exprime su carácter defensivo para sostener el rally

Hasta los inversores más escépticos dan entrada a Telefónica por el carácter defensivo que imprime en las carteras

Entre las diferentes propuestas de valor que manejan los expertos para Telefónica, el carácter defensivo de la multinacional pocas veces ha estado en el foco. Pero en el año de la guerra de Ucrania y la inflación desbocada es uno de los atributos que más cotiza al alza.

Incluso los inversores más escépticos con el grupo que preside José María Álvarez-Pallete reconocen abiertamente las bondades de Telefónica para proteger las carteras en este entorno plagado de incertidumbres.

Publicidad

“Nunca la hemos tenido en cartera porque no entraba en nuestros cálculos una compañía tan endeudada, pero ahora es lo que buscamos”, dijo Pablo García, director de Divacons-Alphavalue, en el podcast El cierre de finanzas.com.

En concreto, una empresa que no está expuesta prácticamente a la guerra en Ucrania y tiene “un flujo de caja recurrente”. Además, el margen sobre el ebitda está aumentando, lo que significa que están haciendo bien las cosas, añadió García.

Una de las métricas preferidas por esta compañía son los márgenes operativos, que ofrecen una imagen más fiel y estable de las tendencias del negocio. Y el margen sobre el ebitda es uno de los argumentos que gustan en Telefónica.

Telefónica emerge ante un contexto macro sin precedentes

Con este diagnóstico coincidió Juan Peña, analista de GVC Gaesco: “Es un valor defensivo en el sentido de que estamos viviendo situaciones macro que no habíamos vivido nunca, como la subida del coste de la energía, la hiperinflación o los problemas en las cadenas de suministros”, dijo este experto a finanzas.com.

Todos estos factores están llevando a una situación en la que las compañías industriales, de consumo básico o alimentación, que antes podían ser más defensivas, están sufriendo bastante deteriores en sus márgenes.

Publicidad
Publicidad

En el otro extremo, “Telefónica es una empresa que solía traspasar bastante bien los incrementos de costes a sus clientes, ya que las subidas de precios suelen ser bastante recurrentes”, añadió Peña.

La inflación desbocada generó “cierta rotación de los inversores hacia valores defensivos, como es el caso de Telefónica”, dijo a finanzas.com Diego Morín, analista de IG.

También ayuda la consolidación del mercado de las telecomunicaciones. De hecho, “la teleco española una de las más beneficiadas al tener menor competencia en España”, recortó Morín.

La venta de la fibra rural, completamente descontada

Este miércoles es noticia la venta de la fibra rural por parte de Telefónica, que ha entrado en su recta final.

Los finalistas son Allianz, el fondo de pensiones de Quebec (CDPQ), el fondo de pensiones holandés (PGGM) y Vauban Infraestructure Parners, del grupo francés Natixis.

Publicidad

En opinión de Peña, “no es ninguna sorpresa y es algo que ya estaba muy descontado por el mercado, en la medida en que supone un paso más en el proceso de monetización de infraestructuras”.

Para este experto, es una operación “positiva” en la medida en que en las zonas rurales casi siempre solo haber una red y la capacidad que tiene de sumar nuevos usuarios es bastante alta.

El importe que se baraja, unos 1.000 millones de euros por el 45 por ciento de la red, “es mucho dinero, pero dentro del grupo Telefónica no supone una cifra que nos haga cambiar las valoraciones”, añadió el experto de GVC Gaesco.

Publicidad

Los fondos servirán para financiar las últimas adquisiciones que hizo Telefónica Tech sin disparar mucho el endeudamiento, apuntaron las fuentes consultadas.

Telefónica sufre el descuento del dividendo

El carácter defensivo del grupo y la baza del dividendo, siempre polo de atracción para los minoristas, contribuyeron a sostener el rally de la operadora.

No obstante, este miércoles las acciones de Telefónica cotizaban con una caída del 5 por ciento en el IBEX 35, un descenso que se explica porque el grupo descontaba dividendo.

El descuento “no está sentando bien y la acción y se ha quedado frenada en torno a los 4,9 euro, que corresponderían a los 5 euros antes del dividendo”, dijo el director de análisis de la revista Inversión, Josep Codina.

Ahora, las opciones alcistas pasan por superar este nivel de los 5 euros, incluso después de haber pagado el dividendo.

Publicidad

Si Telefónica consigue irse por encima de esta zona “estaría confirmando un patrón de continuación cuyo objetivo teórico son los 5,6”, dijo Codina. Pero antes hay resistencia de cierta enjundia entre los 5,2-5,3 euros.

Por abajo, la perforación de los 4,4-4,5 euros debilitaría el escenario, añadió José Luis Herrera, analista en Banco de Inversión Global (BIG).

En portada
Publicidad
Noticias de