Telefónica despierta tras anticipar Liberty más concentración en el sector

Telefónica y el resto de grandes telecos celebran la compra del 4,9% de Liberty en Vodafone, una operación que podría acelerar la concentración y racionalizar el mercado

La entrada de Liberty en el capital de Vodafone con una participación del 4,9 por ciento sacó del letargo bursátil a Telefónica y al resto de las grandes telecos europeas.

Compañías como Deutsche Telekom, Orange y Telecom Italia descontaron con subidas las primeras escaramuzas del año en el frente de las operaciones corporativas.

Publicidad

El acuerdo muestra que las transacciones transfronterizas se están convirtiendo en un tema cada vez más importante, dijo Credit Suisse.

Además, llega justo cuando justo cuando los reguladores de la Unión Europea comienzan a dar señales optimistas para acelerar la concentración.

Flujo de noticias positivas para el sector

En los últimos días, “el flujo de noticias en el sector telecos es positivo”, dijo a finanzas.com Juan Peña, analista en GVC Gaesco.

Por un lado, el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, dio alas a que las tecnológicas paguen a las telecos por el uso de redes. Por otro, recordó que se debería favorecer la concentración de compañías.

En este entorno más favorable, la operación de Liberty fue una sorpresa al mismo tiempo que una esperanza. De alguna forma, confirma que las telecos cotizan por debajo de su valor real, entre otras cosas, porque hay una prima oculta de operaciones corporativas.

“El comunicado refleja claramente que Liberty cree que las acciones de Vodafone están infravaloradas”, dijo Jakob Bluestone, analista en Credit Suisse.

Publicidad
Publicidad

En este sentido, “la entrada de Liberty se puede entender como el comienzo de pequeños movimientos corporativos, pero sí que es verdad que en un sector tan deprimido cualquier noticia positiva ayuda a la cotizaciones”, recordó Peña.

¿Por qué sube Telefónica?

A las grandes telecos les sonó bien este cambio de partitura. En el caso de Telefónica y en el de España, siempre que hubo concentración, las empresas que más dinero invirtieron en sus compras “no podían competir tan fuerte y bajar mucho los precios”, precisamente para rentabilizar esas inversiones, dijo a finanzas.com Iván San Félix, analista en Renta 4 Banco.

Esto explicaría la buena acogida en bolsa a la noticia de Liberty, pues al final, más consolidación significa un mercado más ordenado y con precios más racionales.

Publicidad

Los expertos consultados descartaron que Telefónica pueda formar parte de ninguna operación corporativa en ciernes. Sin embargo, la multinacional no tiene que formar parte activa de este proceso de concentración para que salga beneficiada, añadió Peña.

“El caso más claro es aquí, ya que si al final se aprueba la operación de Orange y Másmovil y los remedies son limitados, al final Telefónica es un gran beneficiado, aunque no forme parte de la operación”, indicó el experto de GVC Gaesco.

Precisamente será esta operación, cuya aprobación está prevista para el primer semestre de 2023, la que pondrá a prueba la permisividad de la UE de la que hablan los analistas. Tanto Orange, como Másmovil y Vodafone ya advirtieron de que la rentabilidad es insostenible si no se acelera la concentración.

Bruselas, a escena

Con todo, está por ver hasta dónde llega la manga ancha de los reguladores europeos. La Comisión Europea quiere fusiones de empresas que no compitan en muchos países.

Publicidad

El caso más recurrente es el de una posible fusión entre Orange y Deutsche Telekom, que cubren casi toda Europa, pero no coinciden prácticamente en ningún sitio.

Este sería el escenario ideal para los reguladores europeos, pero no el que desean las telecos del Viejo Continente, que quieren liderar sus propios países de origen antes de embarcarse en nuevas operaciones corporativas.

Por eso, los expertos consultados no descartan que se vayan viendo en los próximos meses pequeñas operaciones de concentración sectorial, mientras las compras de más calado se van cocinando a fuego lento. Siempre y cuando los reguladores no enfríen las expectativas de concentración.

Un entorno ideal para certificar la predisposición a la concentración sería la fibra rural en España. Hay muchas empresas pequeñas, que operan con márgenes bajos y podrían ganar bastantes sinergias. “Aquí si podría haber más operaciones, porque además tienen sentido”, dijo San Félix.

Es probable que fuera una consolidación más rápida. Ahora bien, para Telefónica podría ser incluso perjudicial porque al final, “no dejan de ser otros competidores en el mercado mayorista, donde Telefónica es el líder absoluto y podría haber tarifas más baratas”, añadió Peña.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de