Inditex apunta más debilidad tras hundirse en los mínimos del año

Inditex pierde los 25 euros y apunta más debilidad entre el ruido de la crisis en Ucrania y es ascenso del sentimiento nacionalista en China.

Las acciones de Inditex encadenaron cuatro sesiones de caídas y se hundieron en los mínimos del año, hasta los 24,61 euros. A pesar de la fuerte sobreventa acumulada en el valor, los analistas consultados por finanzas.com siguen viendo más debilidad en el horizonte.

Además, la caída de este miércoles se produjo con un volumen que superó en cuatro veces la media de las últimas veinte sesiones, lo que refleja la fuerte presión vendedora.

Publicidad

La multinacional gallega pierde en lo que llevamos de año un 12 por ciento en el IBEX 35 y trata de encontrar nuevas palancas de ingresos, pero no da con la tecla de la remontada bursátil   

La variante ómicron y las interrupciones en las cadenas de suministro explican la irregular trayectoria bursátil de Inditex, a la que se sumó el anuncio de la presidencia de Marta Ortega en sustitución de Pablo Isla.

Rusia y Ucrania, el último elemento de preocupación para Inditex

Por si faltara algún elemento más de incertidumbre, la crisis abierta entre Rusia y Ucrania terminó por acrecentar las dudas, dada la exposición de la multinacional a ambos mercados.

El grupo fundado por Amancio Ortega opera en Rusia 521 tiendas, el 7,6 por ciento de sus establecimientos a nivel global, lo que convierte al país en uno de sus principales mercados. En Ucrania tiene 72 tiendas, el 1 por ciento, según la última memoria de Inditex.

Publicidad

“Seguimos muy de cerca todos los acontecimientos y no estamos haciendo más valoraciones al respecto”, explicaron a finanzas.com en fuentes de Inditex sobre esta crisis, tras rehusar ofrecer más datos sobre la cuestión o los niveles de actividad.

El nacionalismo en China gana enteros

Al ruido generado por el avispero ucraniano se sumó el débil momento por el que atraviesa el sector retail. Y todo tiene que ver con el mercado chino.

“No lo ha hecho nada bien, las ventas de marcas europeas en China están cayendo con mucha fuerza, lo que se ha visto en Adidas, hay una especie de boicot chino a las marcas internacionales”, explicaron a finanzas.com en fuentes del sector.

Publicidad

En el mercado chino Inditex opera el 5,6 por ciento de sus establecimientos, hasta un total de 383 establecimientos contando con China continental, Hong Kong y Taiwan.

Marcas globales como Nike y Adidas se están viendo claramente superadas en ventas por sus competidores locales, que han capitalizado el auge del nacionalismo impulsado por el gobierno con productos de proximidad dirigidos a los consumidores chinos.

Publicidad

Según un análisis de Bloomberg, los incidentes políticos cada vez están teniendo un mayor impacto en las empresas globales que operan en China.

Cambio de perfil

Más allá de estas circunstancias, los analistas identificaron un cambio en el perfil de Inditex, que cada vez es menos vista en el mercado como una empresa de crecimiento.

“Ha aumentado el dividendo, está replegando tiendas y apostando por el canal online. Aunque sigue teniendo mucha calidad, también ofrece menos crecimiento”, dijo a finanzas.com José Lizán, gestor de Rreto Magnun Sicav.

En cierta forma, es una compañía más madura, y por eso mismo, los analistas están bajando los múltiplos y acercando la valoración de la multinacional gallega a la media sectorial.

Publicidad

Es evidente que la salida de Pablo Isla aceleró las caídas en bolsa, pero las fuentes consultadas insisten en mirar hacia el largo plazo, en el voto de confianza hasta la mutación obligada del grupo.

“El tema del gobierno corporativo está ahí, ha habido fondos a los que no les ha gustado nada la transición de Marta Ortega, desde que se anunció Inditex no ha parado de caer, pero habría que dar el beneficio de la duda”, añadió Lizán.

La debilidad de Inditex

Con estas incertidumbres, la cotización de Inditex sigue hundida en los mínimos del año. En opinión de Josep Codina, director de análisis de la revista Inversión, su situación es de “debilidad” hasta que no consiga afianzarse por encima de los 25 euros.

Mientras no recupere esta zona de los 25 euros, José Luis Herrera, analista en Banco de Inversión Global (BIG), tampoco ve opciones de rebote.

Por el contrario, si puede ir más allá de este nivel, “podría dejar un patrón de doble mínimo que se debería de confirmar rompiendo al alza los 26,5 euros”, recalcó Codina.

Publicidad

Eso sí, “tiene una primera zona de resistencia en los 25,5 euros que está por ver si la supera”, explicó Codina. “La clave está en el retorno y cierre alrededor de los 25,65 euros, una zona que cedió con la llegada de febrero” coincidió Diego Morín, analista de IG.

Por abajo, los soportes coinciden con los números redondos, primero en los 24 euros y más adelante en los 23 euros.

En portada

Noticias de