IAG pasa de puntillas sobre el profit warning de Ryanair

IAG apunta a un rebote mínimo del 15% tras esquivar la nueva advertencia de más pérdidas de Ryanair

Las acciones de IAG rebotaron casi un 5 por ciento en el IBEX 35 y esquivaron las malas noticias que trajo Ryanair el miércoles. La compañía de bajo coste perderá más dinero este año por culpa de ómicron.

El profit warning del grupo irlandés refleja las incertidumbres que todavía enfrenta el sector aéreo. Para Ryanair se traducirán en pérdidas de entre 250 y 450 millones en su año fiscal, frente a su estimación inicial de 200 millones de números rojos.

Publicidad

“La variante ómicron y las recientes restricciones de los gobiernos a los viajes en Europa debilitaron notablemente las reservas de Navidad y Año Nuevo”, lamentó Ryanair. De hecho, el grupo redujo su capacidad para enero en un 33 por ciento.

La low cost añadió que la reciente prohibición para volar desde el Reino Unido a Francia y Alemania tuvo un impacto particularmente negativo en sus expectativas de demanda, al igual que la suspensión de los vuelos de la Unión Europea hacia y desde Marruecos.

IAG, inmunizada frente al profit warning de Ryanair

Con todo lo preocupantes que son estas noticias para el sector, IAG siguió acelerando el rally alcista. El aviso de menores beneficios de Ryanair apenas pasó factura.

En primer lugar, la matriz de Iberia es mucho menos dependiente del tráfico europeo que el grupo irlandés.

Publicidad
Publicidad

Su gran catalizador son los vuelos transatlánticos con los Estados Unidos. Por eso mismo, la decisión de la Administración Biden de luchar contra ómicron sin decretar nuevas restricciones juega a su favor.

Las rutas con los Estados Unidos son mucho más rentables para British Airways, al concentrar mayor cantidad de viajes de negocios, cuyos márgenes de beneficios son más elevados.

De hecho, las grandes aerolíneas de bandera son las más beneficiadas por esta circunstancia frente al bajo coste, como así lo demuestran las subidas en torno al 3 por ciento de Lufthansa y Air France KLM.

Igualmente, en la presentación de resultados del tercer trimestre, IAG ya pasó por el mal trago de tener que anunciar unas pérdidas para este año en torno a los 3.000 millones, con lo que las malas noticias las tiene ya descontadas, lo que no sucedía con Ryanair.

El sector aéreo celebra que ómicron es menos severa

Por otro lado, los inversores apostaron sin fisuras por el sector turístico tras difundirse varios estudios que apuntan claramente a una menor severidad de la variante ómicron.

Así, un grupo de investigadores del Instituto de Salud Pública de Escocia dijo que ómicron se asocia con un riesgo de hospitalización dos tercios menor en comparación con la variante delta.

Publicidad

En otro informe, un equipo de científicos del Imperial College de Londres descubrió que las personas con ómicron tenían casi la mitad de probabilidades de tener que se hospitalizados.

Los datos se suman a un estudio que muestra que los sudafricanos tenían un 70 por ciento menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y un 80 por ciento menos de probabilidades de ser hospitalizados si contraían la nueva variante.

Todas estas evidencias científicas fueron muy bien recibidas por el mercado, en la medida en que demuestran que ómicron, aunque es mucho más contagiosa, también es menos peligrosa que delta, al menos en países con altos niveles de inmunidad.

Publicidad

IAG (IAG)IAG (IAG)

0,021,56 %
1,36

IAG apunta a un rebote mínimo del 15 por ciento

El profit warning que Ryanair desveló ya de madrugada cogió a IAG en plena remontada, tras sacudirse el valor el yugo bajista, como informó finanzas.com. Ahora, las perspectivas son bastante más brillantes.

“Ha roto la importante resistencia que tenía en los 1,72 euros, y esto es clave porque es la zona por la que pasa una línea clavicular de un patrón de doble suelo”, dijo el director de análisis de la revista INVERSIÓN y de finanzas.com, Josep Codina.

Ahora, lo que le quedaría para validar la vuelta alcista y poner fin al proceso correctivo es cerrar el hueco que dejó el precio, lo que debería dejar la cotización próxima a la zona de los 1,8 euros.

El objetivo teórico de este patrón de doble suelo está en torno a los 1,95-2 euros”, dijo Codina. Hasta aquí hay un margen alcista del 15 por ciento.

Publicidad

Los 2 euro son un nivel psicológico importante, pero más arriba, en los 2,06 la referencia, todavía es más importante la media móvil de 200 sesiones.

Aquí, la cotización de IAG estaría coincidiendo con otra zona de resistencia mayor, entre los 2,10 y 2,22.

De superar esta zona, “formará un patrón de vuelta mayor mucho más significativo, lo que debería permitir el ataque a máximos anuales en los 2,5 euros”, remachó Codina.

En portada
Publicidad
Noticias de