Morgan Stanley frena la mejor racha alcista de IAG en 2 años

IAG corta una racha alcista de seis sesiones tras una rebaja de precio objetivo de Morgan Stanley, pero la acción mantiene intactas las posibilidades técnicas de subida

Las acciones de International Consolidated Airlines Group (IAG) se tomaron un descanso en su remontada tras marcar la mejor racha alcista en casi dos años.

Las seis jornadas de avances consecutivas colocaron a la aerolínea como el segundo mejor valor del IBEX 35 en el arranque del año, con un rebote del 17,6 por ciento. Hay que remontarse a mediados de 2021 para ver una racha de subidas parecida.

Publicidad

Además, los bonos de IAG con vencimiento en 2029 marcaron su mayor subida desde el pasado 4 de octubre, lo que refleja el interés de los inversores en renta fija por la deuda del grupo.

No obstante, la remontada se frenó este martes después de que los analistas de Morgan Stanley recortaran el precio objetivo de IAG hasta los 1,45 euros, desde los 1,6 euros que calculaban previamente.

A juicio del banco estadounidense, “los desafíos macroeconómicos” ponen en riesgo la recuperación de los viajes aéreos, que hasta ahora han resistido en Europa.

Su visión del sector tiene puro sello ‘contrarian’. La prueba es que su aerolínea preferida es Wizz Air, que tiene un potencial de caída del 47 por ciento según el consenso de analistas de Bloomberg.

Publicidad

Las razones que explican la remontada de IAG

Lo cierto es que los títulos de IAG reaccionaron a esta rebaja con caídas muy moderadas, un retroceso que tampoco pone en riesgo las perspectivas técnicas de remontada, según los expertos consultados por finanzas.com.

El buen arranque de IAG guarda relación con el comportamiento del sector aéreo, que se revaloriza en lo que llevamos de año un 15 por ciento, según el índice Bloomberg EMEA de aerolíneas europeas. Tampoco se quedó atrás el Stoxx600 Travel & Leisure, que sube un 10 por ciento.

Publicidad

Las buenas noticias llegaron de inmediato, lo que tardó Ryanair en elevar sus previsiones de beneficios, gracias a la fuerte demanda acumulada y la posibilidad de viajar sin restricciones.

China como catalizador

Además, la reapertura total de China al turismo internacional tras tres años de cerrojazo por la política de Covid cero ha sido un importante catalizador para el sector.

Para las aerolíneas europeas de largo recorrido es especialmente relevante y supondrá que tengan un rendimiento superior, según explicaron los analistas de Citi.

Publicidad

“El fuerte poder de fijación de precios impulsado por la reapertura de Asia y las rutas transatlánticas es uno de los múltiples catalizadores que debería beneficiar a las compañías de larga distancia en 2023”, apuntaron en el banco estadounidense.

De esta forma, las subidas de precios en las rutas de largo alcance deberían compensar las presiones que habrá en la división de cargo y en las rutas de radio corto, según el análisis de Citi, que tiene IAG con nota de comprar, lo mismo que Lufthansa y Air France-KLM.

Las expectativas de Citi están en las antípodas de la visión que tiene Morgan Stanley, cuya apuesta son las compañías low cost.

El mercado juega la baza de la sorpresa

Tras tres años de pandemia, si algo ha quedado claro es que las restricciones a la movilidad son un gran lastre para las reservas y el negocio de las aerolíneas.

Publicidad

La cuestión es que la IATA, la patronal de las compañías aéreas que aglutina el 83 por ciento del tráfico mundial, no esperaba que China relajase las restricciones hasta el segundo semestre de 2023.

Por eso, “los inversores están jugando en parte la baza de la sorpresa y del castigo acumulado tras la guerra y la pandemia”, explican desde un famliy office con sede en Madrid.

IAG manda señales de esperanza a los alcistas

Desde el punto de vista técnico, “IAG ha tenido un movimiento las últimas jornadas esperanzador para las aspiraciones alcistas”, dijo a finanzas.com José Luis Herrera, analista en Banco de Inversión Global (BIG).

En concreto, la corrección del tramo de subida que llevó al valor desde los mínimos de octubre hasta los altos recientes en los 1,65 euros, se ha detenido en el 38,2 por ciento de Fibonacci, “una señal de fortaleza”.

De esta forma, un cierre semanal por encima de los 1,65 euros daría “posibilidades de atacar con solvencia la parte superior del gran canal bajista en que viene cotizando los últimos dos años, cuya superación tendría como objetivo la zona entre los 2,3-2,6 euros”, dijo Herrera.

Publicidad

A una conclusión parecida llegó el director de análisis de la revista Inversión, Josep Codina: “No me daría por satisfecho para validar la ruptura” hasta que el valor supere los 1,65-1,7 euros, apuntó en el podcast de cierre de mercados de finanzas.com.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de