IAG se juega los mínimos del año en el arranque de la huelga de Iberia Express

IAG se juega en el soporte de los 1,2 euros, los mínimos del año, sus opciones de rebote. La debilidad se ve acrecentada por el ruido de la huelga en Iberia Express

Las acciones de IAG comenzaron la semana con caídas moderadas y cotizando sobre los 1,24 euros, un nivel que acerca los mínimos del año justo cuando acaba de arrancar la huelga en Iberia Express.

El ruido generado por los paros en la filial de bajo coste de Iberia añadió presión adicional a la cotización de IAG, ya de por sí bajo el escrutinio del mercado todo el verano por culpa de las cancelaciones de vuelos en Heathrow.

Publicidad

Desde los últimos máximos relativos a mediados de agosto en los 1,44 euros, la cotización de IAG retrocede más de un 13 por ciento, descontando todas las incertidumbres que a las que el grupo tendrá que hacer frente en la recta final del año.

La volatilidad durante el mes de agosto se ha visto acrecentada por la escasez de volumen negociado. “Ha sido muy bajo y evidentemente se ha visto afectado por las huelgas, pero esta semana tendría que ser más importante”, dijo el director de análisis de finanzas.com Josep Codina.

Cruce de acusaciones entre Iberia Express y los sindicatos

Con estas noticias, la cotización de IAG tendrá que sortear los titulares negativos asociado a la huelga en Iberia Express, que cerró su primera jornada con ocho vuelos cancelados.

La matriz de Iberia dio como solución al sindicato USO que desconvoque los paros y ofrezca una oportunidad al diálogo. La compañía dijo que la huelga es una irresponsabilidad que pone en riesgo la razón de ser y el futuro de la empresa.

Publicidad

Desde el sindicato USO, sin embargo, las cosas se ven muy distintas. “La empresa está jugando una estrategia sucia, está cancelando todos los vuelos no protegidos por los servicios mínimos, evitando que las tripulaciones puedan ejercer su derecho a huelga”, explicaron en fuentes de este sindicato.

“Hemos pedido a la empresa que actualice los salarios el 6,5 por ciento, conforme al IPC de 2021, para desconvocar la huelga, pero Iberia Express no accede y nos ha pedido que desconvoquemos a cambio de nada”, dijo Rubén Ramos, delegado de USO en Iberia Express.

Publicidad

El ruido negativo para IAG

El problema para la trayectoria bursátil de IAG consiste en que la compañía vuelve a estar en el foco de los inversores, como pasó a principios del verano con la amenaza de huelga del personal de tierra de Heathrow (finalmente desconvocada) o con las reivindicaciones de los pilotos.

La huelga supone una noticia “negativa”, pero más por el “ruido que genera” que por “el impacto que pueda llegar a tener en las operaciones de la aerolínea”, dijeron los analistas de Banco Sabadell.

De acuerdo con estos expertos, Iberia Express “debería representar” menos del 5 por ciento de los asientos por kilómetro ofertado (ASK). La cifra no es pública, pero de acuerdo con esta estimación, el impacto “debería ser limitado”, explicaron las fuentes consultadas.

Publicidad

BA sigue recortando capacidad

A los problemas laborales en Iberia Express se sumaron los nuevos recortes en capacidad anunciados hace unos días por British Airways.

La filial británica cancelará más de 10.000 vuelos previstos entre octubre y marzo por los persistentes problemas en el sector de la aviación.

La noticia “es negativa en la medida que añade ruido al valor, sin embargo, el impacto es limitado puesto que representa menos de un 2 por ciento de la capacidad de la propia British Airways y un 1 por ciento a nivel de IAG”, dijeron los analistas de Banco Sabadell.

El problema, explicaron a finanzas.com en fuentes del mercado, es que, por muy poco impacto que haya, el mercado se está quedando con lo negativo, con la idea que todos los problemas que salieron tras la pandemia y la guerra siguen siendo una amenaza.

Publicidad

IAG acecha los mínimos del año

Tras estas caídas, las acciones de IAG siguen mostrándose “débiles y tienen como próximo soporte los 1,2 euros”, dijo Codina. Estos son precisamente los mínimos anuales que el valor marcó a principios de julio.  

“Si pierde los 1,2 euros no tiene muchos soportes y se iría prácticamente al nivel de 1 euro”, explicó Codina.

Por arriba, la primera zona a tener en cuenta para un posible rebote son los 1,5 euros, añadió José Luis Herrera, analista en Banco de Inversión Global (BIG).

Como sucedió tras estallar la pandemia, los expertos en el análisis de gráficos están pendientes de la posible formación de un patrón de doble suelo que impulse la remontada.

Si consigue superar los 1,3 euros, “el patrón de doble suelo se activaría solo con la superación de los 1,45-1,47 euros, lo que daría opción a que se cambiase el rumbo y el valor entrase en la pelea de la media de 200 sesiones en los 1,6 euros”, concluyo Codina.

Publicidad

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de