Grifols: el mercado aprieta al nuevo presidente

Las fuentes consultadas valoran el nombramiento de Mayer, un ejecutivo independiente de la familia, como nuevo presidente de Grifols y esperan soluciones para rebajar la deuda

Las acciones de Grifols reaccionaron con recortes en el IBEX 35 superiores al 2 por ciento al nombramiento de Steven F.Mayer como nuevo presidente ejecutivo de Grifols.

Tras cerrar una etapa histórica, Víctor Grifols deja los mandos de la compañía en uno de los peores momentos bursátiles de los últimos años y en manos de un ejecutivo ajeno a la familia fundadora.

Publicidad

Curtido en el private equity, y con una dilatada experiencia en el sector, el sentido de la urgencia ofrecerá poco margen a Mayer para enderezar cuanto antes la nave bursátil de Grifols.

En lo que llevamos de año, las acciones de Grifols perdieron más de un 50 por ciento en el IBEX 35, entre rumores de ampliación de capital y una reciente rebaja de calificación por parte de S&P que metió más presión sobre los bonos de la compañía.  

Las fuentes consultadas por finanzas.com valoraron el nombramiento de Mayer y confiaron en que al menos pueda meter en vereda la acuciante deuda de la compañía. Ahora bien, está por ver que el mercado conceda algún crédito al nuevo ejecutivo.

Publicidad

Mayer, un nombramiento ajeno a la familia para dirigir Grifols

La primera campanada llegó con el propio nombramiento de Mayer, un ejecutivo ajeno a la familia fundadora.

Este nombramiento “nos ha cogido por sorpresa y entendemos que implica un cambio en la línea sucesoria que había adoptado la compañía con el nombramiento de dos co CEOS, miembros de la familia Grifols hace escasos años, en 2017”, dijeron los analistas de Renta 4 Banco.

Publicidad

Y lo cierto es que hay razones de peso para el cambio. “Esto muestra que el consejo de administración está preocupado por la compañía, ya que el movimiento mejora el gobierno corporativo”, dijo a finanzas.com José Lizán, gestor de Rreto Magnum Sicav.

A su juicio, “es un primer paso en la buena dirección”, ya que Grifols coloca a un ejecutivo independiente. “Está claro es que la situación del mercado les ha obligado”, añadió Lizán.

“Valoramos positivamente el mayor peso específico otorgado a un directivo con dilatada experiencia en el sector financiero/mercado de capitales”, apuntaron al respecto los analistas de Banco Sabadell.

Supone la entrada, “efectivamente y por primer vez”, de alguien que “no es miembro de la familia, en una de las posiciones de influencia más significativas”, coincidieron los expertos de Berenberg.

Publicidad

Los deberes de Mayer en Grifols

En la hoja de ruta de Mayer, los expertos consultados marcaron un objetivo prioritario, la reducción del apalancamiento, que al cierre del primer semestre alcanzó las 9 veces para la ratio deuda neta/ebtida.

“No esperamos que el nuevo presidente altere las líneas generales de la estrategia de la compañía”, pero “sí pensamos que debería contribuir a acelerar la consecución de los objetivos, especialmente todo lo relacionado con la disciplina financiera, incluyendo la reducción del endeudamiento”, dijeron los analistas de Banco Sabadell.

En opinión de Lizán, la llegada de Mayer es un buen paso, pero “todavía es pronto para cambiar la percepción sobre el valor”. En opinión de este experto, Mayer tiene trabajo por delante.

Todo apunta a que” van a tener que ampliar capital o buscar alguna fórmula creativa para reducir el apalancamiento. La compañía va a tener que desinvertir para reducir la deuda porque el mercado les está apretando en un momento de tipos al alza y con los márgenes sufriendo”, explicó Lizán.

Publicidad

Complicada situación técnica

Al fin y al cabo, se trata de atajar el “aparente desajuste entre la mejora de las perspectivas de la empresa y la caída de los precios de las acciones", explicaron en Berenberg.

Las medidas son positivas, pero está por ver si los inversores “darán algún crédito” a Grifols por “este nuevo sentido de urgencia”, recordaron estos expertos.

Por ahora, Grifols anunció su objetivo de incrementar un 10 por ciento, pero sin detallar cómo, una media que apenas ha tenido efectos sobre el parqué.

Desde el punto de vista técnico, las acciones de Grifols afrontan un escenario “complicado”, dijo a finanzas.com Diego Morín, analista de IG.

El valor sigue inmerso dentro de una tendencia bajista pese a los rebotes en los dos últimos meses y sobre todo, “con una sangría en bolsa tras descender más de un 10% la semana pasada”, añadió este experto

Publicidad

Por ahora, la acción encontró soporte en los 8,5 euros y la siguiente referencia por abajo a tener en cuenta son los 8,26 euros, dijo Morín.

En portada
Publicidad
Noticias de