El pinchazo de Grifols en los resultados abre las puertas de par en par al bajista AKO Capital

El hedge fund Ako Capital toma posiciones bajistas por el 0,92% de Grifols tras la decepción de los resultados y la subida de la deuda

Las acciones de Grifols se hundieron cerca de un 30 por ciento en el último mes y son las peores de la bolsa española, lo que ha despertado el apetito de los fondos bajistas.

En concreto, el hedge fund Ako Capital se acaba de posicionar en corto sobre Grifols con 3,92 millones de acciones, equivalentes al 0,92 por ciento del capital social. Es el único bajista en el fabricante de hemoderivados.

Publicidad

Ako Capital es un conocido fondo bajista en el parqué español, que actualmente mantiene posiciones cortas sobre el 1,62 por ciento de ACS, además de los cortos que acaba de abrir en Grifols.

Aterrizaje bajista en Grifols

El aterrizaje bajista de Ako Capital se produjo después de Grifols encajara el pasado viernes un desplome del 10,7 por ciento como reacción a su presentación de resultados.

La reducción de beneficios del 46 por ciento inducida por la compra de Biotest pesó más que el aumento del 11 por ciento en los ingresos.

Publicidad
Publicidad

Lo cierto es que las cifras mejoraron las guías que Grifols ofreció en el día del inversor. No obstante, uno de sus mayores lastres en los últimos años, la deuda neta, aumentó el 54 por ciento, hasta los 8.994 millones de euros.

Con esta deuda, la ratio de apalancamiento de Grifols se colocó en las 9,5 veces según la deuda financiera/ebitda, cuando a cierre de 2021 era de 6,7 veces. Esta cifra incluye el impacto de la compra de Biotest más la propia deuda de la compañía adquirida.

Este nivel de deuda supone un caramelo difícil de rechazar para los bajistas en la medida en que mete más presión a los títulos.

“El alto apalancamiento sigue siendo un lastre para el valor, cobrándose la desconfianza de los inversores y también de la banca de inversión”, dijo a finanzas.com Diego Morín, analista en IG.

Llegan los recortes

Tanto es así que los recortes en la valoración de Grifols no se han hecho esperar. Los primeros en recoger el testigo fueron los economistas de Deutsche Bank, que recortaron el precio objetivo de 17 a 16 euros, con recomendación de mantener.

La misma decisión tomó el broker Alphavalue/Baader, que recortó el precio objetivo hasta los 20,1 euros, frente a los 22,3 euros que estimaba previamente, si bien mantuvo su consejo de comprar.

Publicidad

Y también hizo lo propio BNP Paribas, que colocó el precio de Grifols en 24 euros, cuando antes de los resultados calculaba un nivel de 26 euros.

Demanda en los Estados Unidos

Por si fuera poco, los inversores aceleraron el castigo tras conocerse que Grifols tendrá que hacer frente a una demanda en los Estados Unidos por parte de Ceres Corporation por el cierre del negocio de bolsas de sangre.

Como resultado de “la decisión de Grifols de discontinuar el negocio de fabricación, comercialización y apoyo de bolsas de sangre a nivel mundial, Grifols no puede dar cumplimiento a los términos del contrato”, comentó la compañía al respecto.

Publicidad

Las dos compañías están en negociando, tras solicitar una suspensión de los procedimientos arbitrales hasta principios de septiembre.

“La resolución más probable del conflicto es que ambas lleguen a un acuerdo extrajudicial para la continuidad de su relación comercial (contrato de fabricación y suministro) bajo términos satisfactorios para ambas partes”, añadió Grifols.

Para los analistas de Banco Sabadell se trata de una noticia “negativa, pero de impacto limitado”.

En el caso de que Grifols tuviese que hacer frente a algún tipo de compensación, “no pensamos que el importe fuese relevante dado que el 100 por cien del negocio de venta de bolsas de sangre apenas suponía un 2 por ciento de las ventas de Grifols”, apuntaron.

Complicada situación técnica

Desde el punto de vista técnico, Grifols afronta un escenario “complicado”, con tendencia bajista y presión vendedora, según el análissi de Morín.

“Pierde el canal alcista de largo plazo desde su salida a bolsa, marcando nuevos mínimos en la tendencia bajista iniciada en 2020”, coincidió Eduardo Faus, analista en Renta 4 Banco.

Publicidad

La debilidad de la estructura técnica de fondo es acusada por debajo de 20,30 euros, con lo que toca vigilar el soporte de los 12,5 euros, y más abajo el de los 8 euros. dijo Faus.

En portada
Noticias de