El nuevo temblor de la pandemia manda a Repsol y al petróleo a la casilla de salida

Tanto Repsol como el petróleo sufren una bajada reminiscente de los inicios de la pandemia

Repsol ha sufrido su peor caída diaria en el último año, con un recorte de hasta el 5,75 por ciento que deja su acción alrededor de los 9,88 euros.

La corrección queda lejos todavía de los mínimos de este año fijados en los 7,98 euros, pero sin duda supone un fuerte golpe al rendimiento bursátil de la petrolera en las últimas semanas.

Publicidad

Una nueva variante del coronavirus identificada en Sudáfrica, bautizada como B.1.1.529, hundió las bolsas mundiales en una incertidumbre que provocó fuertes bajadas de todos los índices europeos, y que también afectó al petróleo.

El barril de Brent bajó casi un 6 por ciento hasta los 77,3 dólares (68,6 euros), tras una semana de alzas por encima de los 80 dólares a lomos de un rally alcista que llevó los precios del crudo a sus máximos en siete años.  

REPSOL (REP)REPSOL (REP)

0,080,62 %
13,08

El mercado repite patrones

"Repsol estuvo excesivamente penalizada durante la pandemia porque todo el mundo decía que el petróleo no se iba a utilizar, que se iba a ir al cero", recordaba Victor Peiro, director de análisis de GVC Gaesco, en el podcast de finanzas.com.

Y pese a que tanto Repsol como el petróleo recuperaron el vigor, el mercado ha vuelto a reaccionar de la misma manera que en 2020, mostrando una alta desconfianza en que la nueva cepa descubierta en Sudáfrica y los altos niveles de contagio en el norte de Europa no deriven en un nuevo confinamiento, al menos en Occidente.

Publicidad
Publicidad

La petrolera, por tanto, se puede ver abocada a un nuevo periodo de inestabilidad que durante el final de octubre y el principio de noviembre llevó a su cotización a encadenar siete sesiones a la baja, en las que se dejó más del 7,5 por ciento total.

Los analistas del consenso, no obstante, mantienen la calma respecto a la empresa española. Hasta el momento solo se ha emitido una opinión posterior a las noticias de una nueva sacudida del coronavirus, y es positiva.

Oswald Clint, de Bernstein, mantiene la recomendación de sobreponderación sobre la acción de Repsol, y le asigna un precio objetivo de 14 euros, muy por encima de los 9,8 euros con los que cerró la sesión del viernes.

Se mantiene cierta confianza expresada anteriormente por parte de los expertos, por tanto, en que la multinacional española podrá mantener el tipo ante una previsible bajada del precio del petróleo.

El programa de inversión y transición energética fijado por Repsol hasta 2025, que los expertos señalan como uno de los motivos para mostrar optimismo en el devenir de la empresa, es de 50 dólares por barril.

Publicidad

Una bajada pronunciada del crudo, por tanto, no debería afectarle sobremanera. No es la primera vez, sin embargo, que el mercado reacciona de forma contraria a la opinión de los expertos, y Repsol ya vivió esta experiencia cuando su cotización disminuyó a pesar de presentar unos buenos resultados.

Los futuros predicen una mayor corrección para el petróleo

El precio del petróleo ha estado en el punto de mira de gobiernos e inversores durante los últimos meses, y pese a las sirenas de alarma del fin de su rally alcista, y las medidas extraordinarias tomadas por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, la cotización del compuesto permaneció inalterable hasta el viernes.

El crudo estuvo brevemente bajo presión después de que el Gobierno de Estados Unidos confirmara la liberación de 50 millones de barriles de sus reservas estratégicas junto Japón, Corea, India, China y Reino Unido, pero no ha sido hasta hoy que los futuros del Brent se han tambaleado hasta los 73 dólares por barril.

El petróleo WTI, mientras tanto, siguió el mismo camino que el Brent, cayendo un 5,74 por ciento para tocar los 73 dólares, su precio más bajo desde septiembre.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de