El beneficio de Banco Santander rozará los 8.000 millones

Banco Santander presentará un beneficio de 2021 superior al de 2019 y batirá con solvencia su objetivo de rentabilidad

Banco Santander cerrará las cuentas de 2021 con un beneficio de 7.893 millones de euros, según las estimaciones del consenso del mercado recogidas por Bloomberg. 

Las ganancias serían un 21 por ciento superiores a los 6.515 millones de euros logrados en 2019, el año previo a la eclosión del coronavirus. 

Publicidad

Pero los analistas van a más y pronostican unos beneficios para este año de unos 8.200 millones de euros, lo que iría acercando al grupo presidido por Ana Botín hacia los 8.943 millones de euros de beneficio logrados en 2009, el mejor año de su historia

Banco Santander se sacude así de dos años donde su beneficio estuvo impactado por fuertes dotaciones y saneamientos. 

La entidad realizó un ajuste de 1.491 millones de euros en 2019 por el fondo de comercio del Reino Unido y otros costes de reestructuración. 

Nada comparado con las dotaciones realizadas en 2020. Banco Santander aprovechó el impacto de la pandemia para realizar saneamientos contables y provisiones de 10.100 millones de euros por los fondos de comercios de varias filiales, principalmente la de los Estados Unidos

Publicidad
Publicidad

Además, sumó otras provisiones de 2.500 millones de euros por activos fiscales y 1.146 millones de euros para la reducción de su plantilla en todo el mundo. La mayor partida, 700 millones de euros, fuera para el ajuste de personal en España.

El futuro de Banco Santander se aclara 

El futuro parece ahora claro si se atiende a las proyecciones del consenso que apuntan a que Banco Santander superará con solvencia su objetivo de rentabilidad en base al ROTE

La entidad ya señaló en los resultados del tercer trimestre de estaba en disposición de superar la previsión de ROTE para el año fijada entre el 9 por ciento y el 10 por ciento. 

A cierre de septiembre, último dato publicado por el banco, esta métrica era el 11,8 por ciento. 

Los expertos esperan que el curso se cierre en el 11,68 por ciento, lo que entraría dentro del rango previsto por la entidad para el medio plazo. La cifra es también superior al 10 por ciento de 2019. 

Publicidad

El margen de intereses caería un 9 por ciento, hasta los 33.101 millones de euros, respecto a los 35.283 millones logrados en 2019, pero con la ratio de capital en un mejor estado de salud. 

El CET 1 concluiría en el 12,25 por ciento, por encima del 12,34 por ciento de 2020 y del 11,65 por ciento de 2019.

Buen desarrollo de la actividad comercial 

La tasa de mora se mantendría estable, como en los dos cursos anteriores, sobre el 3,15 por ciento, después de cerrar 2020 en el 3,18 por ciento y acabar 2019 en el 3,32 por ciento. 

Los expertos también destacan la actividad comercial desarrollada por el banco a lo largo del curso cuyo crecimiento ya quedó reflejado en la presentación de resultados de los nueve primeros meses del año con las comisiones por ventas de productos financieros. 

Publicidad

La métrica se situaba ya un 8 por ciento por encima de los niveles previos al coronavirus, mientras que los negocios de gestión de patrimonios, seguros y banca de inversión crecen a doble dígito.

La vista puesta en el dividendo 

Los inversores estarán también pendientes a la política de dividendos. Banco Santander ya clarificó la cuestión respecto al dividendo con cargo a las cuentas de 2021 más una recompra de acciones

El grupo desembolsará 1.700 millones de euros para cumplir con la nueva política de remuneración al accionista. 

La entidad ya ha desembolsado 840 millones de euros en el pago de dividendo a los accionistas con cargo a las cuentas del primer semestre de 2021. 

Tras este pago la entidad contempla realizar el mismo movimiento con cargo a los resultados del segundo trimestre del año pasado y se abonaría en mayo de este año. 

Publicidad

Por otro lado, destinará 841 millones de euros, también desde las cuentas del primer semestre de 2021, para una recompra de acciones y podría repetir la operativa con las cifras del último semestre del mismo año. 

Eso sí, la entidad se reserva el derecho a modificaciones pues la política queda sujeta a las “aprobaciones internas y del regulador que puedan resultar de la aplicación”, explicó Banco Santander. 

En consecuencia, con motivo de la presentación de resultados de 2021, y con un objetivo de pay out del 40 por ciento, Ana Botín podría anunciar, por un lado, si hay dividendo a cargo de los resultados del segundo semestre y, por otro lado, la política de remuneración a los accionistas con cargo a las cuentas de 2022

En portada
Publicidad
Noticias de