Credit Suisse ve a la acción de IAG por las nubes

Credit Suisse mejora su previsión de potencial para IAG al incrementar sus proyecciones de ebit para los próximos cursos

Credit Suisse otorga un potencial de revalorización del 67 por ciento a los títulos de IAG en libras, la divisa más elegida por los expertos para analizar al holding aéreo, con una recomendación de “sobreponderar” y un precio objetivo a 12 meses de 224 peniques. 

La mejora se produce tras la revisión de perspectivas de beneficios de IAG por parte los expertos del banco suizo. 

Publicidad

Las proyecciones apuntan a un ebit para 2023 de 2.100 millones de euros, desde los 1.700 millones previstos con anterioridad. 

La partida iría a más para el periodo 2024-2025 donde crecería un 23 por ciento y un 37 por ciento respectivamente, hasta los 3.100 millones de euros y 3.200 millones.

Momento clave para IAG 

IAG está en un momento importante, con un mercado cada vez más consolidado, y puede demostrar un mejor rendimiento en los márgenes a medida que la demanda en las rutas transatlánticas se recupera significativamente”, expresan los expertos de Credit Suisse. 

El margen de ebit calculado para el sector es del 8 por ciento, mientras que IAG lo podría llevar entre el 12 por ciento y el 15 por ciento. 

Publicidad
Publicidad

Las rutas de IAG siguen reabriéndose “y es hora de sentirse cómodo con la capacidad de IAG y su posición competitiva”, comentan los expertos en el último informe de la entidad sobre el sector de aerolíneas europeas. 

Pese a ello, Credit Suisse reconoce que el momento de la recuperación del tráfico y los ingresos sigue siendo “muy incierto” en las rutas de larga distancia, pero que IAG tiene capacidad para recuperar los niveles de vuelos de 2019 en 2023.

Daños para el ebit en 2022 

La incertidumbre provoca una alta volatilidad a la hora de definir el margen de beneficio bruto. Los expertos del banco destacan que, a menor volatilidad, mayor capacidad de superar las presiones a la baja del beneficio. 

Con este marco, destacan que IAG ofrece el nivel más bajo de volatilidad, entre el 49 por ciento y el 59 por ciento, si se atiende al periodo de 2010 a 2019, el año previo a la eclosión del coronavirus. 

“Sobre esta base, la trayectoria de IAG inspira más confianza, seguida de Air France-KLM, mientras que el historial de Lufthansa inspira menos”, remachan. 

Publicidad

Con todo, desde Credit Suisse indicen en que sus previsiones de beneficios para IAG en 2021 empeoran y que las pérdidas de ebit serían de 3.100 millones de euros desde los 2.950 millones de su anterior estimación, dada la aparición de ómicron. 

La situación se repetiría para el conjunto de 2022 puesto que Credit Suisse calcula un ebit anual de 296 millones de euros, desde los 852 millones precedentes, pues estiman que IAG aún registrará pérdidas durante el primer semestre del año.

En portada
Publicidad
Noticias de