Septiembre extiende la presión bajista sobre el IBEX 35

El IBEX 35 se está convirtiendo en un polo de atracción de inversores bajistas, y septiembre acentúa esa tendencia

El tercer trimestre está siendo un periodo de una intensa presión bajista sobre el IBEX 35, y el inicio de septiembre sirvió para confirmar esta tendencia.

Si en julio y agosto se redobló el ataque en corto contra empresas como Red Eléctrica, Bankinter, Grifols, o Cellnex, la primera semana de septiembre sirvió para que los inversores bajistas reforzaran sus posiciones en Iberdrola, Solaria o Fluidra.

Publicidad

Con estos nuevos movimientos, la inversión desde inicios de julio hasta la actualidad en apuestas contra el rendimiento de empresas del IBEX 35 subió hasta cerca de los 140 millones de euros.

Una cifra que da una idea del mal momento que atraviesa el índice bursátil, y que refleja que, a pesar del desplome en picado de muchos de los valores del mismo, los grandes inversores siguen viendo opción de sacar rédito a nuevos recortes.

Ray Dalio sigue pescando en el IBEX 35

La última empresa del IBEX 35 que se convirtió en víctima del interés de un fondo de cobertura fue Iberdrola, que el pasado 2 de septiembre vio como el brazo inversor de Ray Dalio, Bridgewater Associates, volvía a asomarse a su horizonte.

Dalio, que mantuvo una posición en corto superior al 0,5 por ciento en el capital social de Iberdrola durante el año 2020, volvió a registrar estos niveles, que tienen la obligación de ser notificados ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en junio de este año.

Publicidad

Durante ese mes de junio, la posición de Bridgewater Associates fue creciendo desde el 0,53 hasta el 0,62 por ciento, para más tarde recortar su participación hasta un 0,48 por ciento a fecha del 2 de agosto.

Un mes después de desaparecer del registro de la CNMV al reducir su ataque bajista contra Iberdrola, no obstante, el fondo de Dalio regresó al mismo con su actual posición del 0,5 por ciento.

Publicidad

Un aumento de su interés que juega en contra de una empresa cuyas acciones suben este año hasta un 1,58 por ciento, y que demuestra que el inversor norteamericano sigue apostando fuertemente contra el IBEX 35, donde mantiene jugadas contra BBVA y Banco Santander.

Fluidra y Solaria añaden nuevos bajistas a su capital

Que los primeros días de septiembre sirvieron para que los inversores bajistas redoblaran unas apuestas contra el IBEX 35 que cogieron fuerza desde inicios del tercer trimestre, lo refleja la concentración de ataques sobre Fluidra y Solaria.

La empresa del sector del bienestar y las piscinas y el bienestar, Fluidra, contaba en julio con tres fondos de cobertura en su capital social.

Publicidad

Uno de ellos era AQR Capital Management, que amplió durante julio y agosto unas posiciones ya abiertas a finales de mayo, hasta alcanzar unos niveles del 0,51 por ciento.

Otros dos eran Kintbury Capital y Fosse Capital Partners, que durante el mes de julio entraron en corto en Fluidra por primera vez, con posiciones superiores al 0,5 por ciento.

A fecha del 26 de agosto, en el caso de Fosse, y del 1 de septiembre, en el caso de Kintbury, esas posiciones se ampliaron hasta el 0,81 y el 0,75 por ciento, respectivamente.

Pero es que, además, Fluidra sumó 31 de agosto a un nuevo inversor bajista con el que hasta ahora no contaba.

Publicidad

AKO Capital, que deshizo parte de su ataque contra Grifols al cierre de agosto, decidió repetir su provechosa jugada contra la biofarmacéutica catalana, y a fecha del 2 de septiembre, añadió acciones en corto sobre Fluidra que equivalían al 0,77 por ciento de su capital social.

Algo parecido ocurrió también en Solaria.

Si en julio fue Eleva Capitals, una gestora de fondos europea, la que entró en corto en su capital social para sumarse a Helikon Investments y a Odey Asset Managementents, en septiembre lo hizo Marble Bar Asset Management.

El fondo de inversión, además, irrumpió con fuerza en su apuesta contra la cotizada del IBEX 35.

El 30 de agosto apareció por primera vez en los registros de la CNMV al hacerse con un 0,53 por ciento de acciones contrarias a la empresa, y el 5 de septiembre elevó esa apuesta hasta el 1,03 por ciento.

Publicidad

El IBEX 35 no pasa por un buen momento, y los grandes inversores tratan de sacar rédito de esta época de vacas flacas.

En portada

Noticias de