Caixabank apunta a un dividendo de 0'30€ en 2022

A pesar del impuesto a la banca, una mejora del beneficio por la subida de los tipos de interés permitirá a Caixabank elevar su dividendo

Caixabank hará del dividendo su razón de ser. Esta opinión la defienden los analistas de Bloomberg Intelligence.

Según una nota publicada, una mejora del beneficio del 15 por ciento para el banco supondrá un buen augurio para la distribución del capital para el accionista.

Publicidad

De hecho, según sus estimaciones, las ganancias de la entidad financiera se verán impulsadas por el incremento de los tipos de interés.

Esto podría respaldar un pago de dividendos en la parte alta del rango, un 50-60 por ciento del beneficio destinado a ello, y habría margen para para recompras de acciones. Por otro lado, las provisiones para pérdidas crediticias serán clave, con un coste de riesgo controlado.

De este modo, los analistas de Bloomberg Intelligence se han atrevido a poner números a este dividendo. En su opinión, Caixabank estaría en posición de distribuir 30 céntimos por acción a sus accionistas.

Publicidad

El dividendo de Caixabank en 2022

Para hacer tal afirmación los expertos recuerdan que el beneficio por acción ya ha aumentado casi un 30 por ciento este año, impulsado por provisiones para insolvencias menores a las esperadas y sinergias de costes de la integración de Bankia.

“Si bien esperamos que estos catalizadores disminuyan en 2023, un ingreso neto por intereses más fuerte podría ayudar a mantener el impulso de crecimiento de las ganancias, aunque en menor medida que este año”, añaden.

Publicidad

La entidad abonó en abril un dividendo de 0,1463 euros por acción, equivalente al 50 por ciento de los beneficios de 2021, esto hace que la rentabilidad por dividendo se sitúe en el 6,91 por ciento de cara a los 12 próximos meses.

Por su parte, Nuria Álvarez, analista de Renta 4, reitera que “los beneficios en ingresos por las subidas de tipos, son superiores al potencial riesgo de una subida de la morosidad que obligue a las entidades a dotar más provisiones.  

No hay que olvidar que el Banco Central Europeo (BCE) seguirá subiendo los tipos de interés.

Un sólido retorno de capital

Por otro lado, los analistas destacan la ratio de CET1, que se encuentra por encima del requisito para CaixaBank.

En concreto, está en el 3,9 por ciento al final del segundo trimestre y en línea con la mayoría de sus pares españoles y ligeramente por debajo del 4,4 por ciento de media de más de 20 grandes bancos europeos.

Publicidad

Sin embargo, de nuevo, los analistas de Bloomberg Intelligente insisten en que “la sólida generación de capital, que mejorará con una perspectiva positiva del margen de intereses, y un pago de dividendos estimado del 60 por ciento, uno de los más altos entre los bancos europeos, hacen que la rentabilidad del capital sea también un rasgo prometedor de CaixaBank”.

El banco elevó su ratio de pago de dividendos al 50-60  por ciento en el cuarto trimestre de 2021  frente al 50 por ciento anterior, y está realizando una recompra de acciones por valor de 1.800 millones de euros.

Para este año, el consenso del mercado espera que el pay out se sitúe en el 62 por ciento y baje ligeramente hasta el 59 por ciento en 2023.

Publicidad

JP Morgan eleva el precio objetivo de Caixabank

Todas estas perspectivas le han valido al valor para que JP Morgan suba el precio objetivo de las acciones de la entidad.

Así, ha pasado de 3,05 euros por acción su valoración hasta los 3,10 euros, aunque mantiene en neutral su recomendación.

No obstante, el consenso de analistas considera que las acciones de la entidad española podrían situarse en los doce próximos meses en los 3,79 euros, que frente a la actual cotización, de 3,01 euros, hace que el potencial de retorno sea del 25,9 por ciento.

En cuanto al consenso, el 68 por ciento de las recomendaciones se sitúan en comprar frente al 24 por ciento en mantener.

En portada
Publicidad
Noticias de