BBVA reorganiza el impulso alcista con el mercado pendiente de su nueva estrategia

La cotización de BBVA se desmarca de las fuertes caídas de la bolsa española y recupera el aliento tras la tormenta de la lira turca. La estrategia del banco, en el punto de mira

La cotización de BBVA se estabilizó por encima de los 5,7 euros tras sufrir el castigo del mercado por culpa del último desplome de la lira turca.

El banco cortó el pasado viernes una racha bajista de cinco sesiones y recuperó fuelle tras controlar el incendio de Turquía. Los analistas siguen viendo potenciales de rebote del 20 por ciento.

Publicidad

Este lunes cotiza con un suave retroceso del 0,1 por ciento, mientras que el IBEX 35 encaja una caída del 1 por ciento. Es una señal positiva que permite reorganizar el impulso alcista en el corto plazo.

La próxima gran cita con los inversores serán los resultados del tercer trimestre, que el banco vasco presentará el próximo 29 de octubre. Los inversores pusieron la proa a los beneficios tras un dividendo que les dejó fríos.

Pero apenas dos semanas después de rendir cuentas con el mercado, tocará afinar la estrategia de cara a los próximos trimestres.

Publicidad

El Investor Day de BBVA como adelanto de la nueva estrategia

El 18 de noviembre BBVA celebrará su Investor Day y los analistas de Barclays esperan que el banco presente un objetivo de ROTE del 12 por ciento excluyendo el exceso de capital, además de ofrecer una nueva estrategia dividida en varios puntos.

Desde la entidad londinense creen que el banco presidido por Carlos Torres Vila buscará recuperar cuota de mercado aumentando su base de clientes, con un mayor posicionamiento en el mercado de préstamos, “mientras aprovecha las capacidades digitales”.

Publicidad

También creen que BBVA se marcará un nuevo objetivo de financiación sostenible desde los 67.000 millones de euros del segundo trimestre hasta los 200.000 millones hasta 2025.

Nueva asignación estratégica en BBVA

De esta forma, los analistas consideran que BBVA realizará una “asignación estratégica” para el exceso de capital, canalizada mediante una recompra de acciones de hasta un 10 por ciento del capital “durante la mayor parte de 2022”.

Una vez ejecutada, creen que el exceso de capital del grupo llegará a los 3.400 millones de euros de euros que podría utilizar para “reestructurar los costes en España, cambiar su participación en Garanti y aprobar nuevos pagos adicionales a los accionistas”.

Además creemos que el banco intentará aumentar las cuotas de mercado en regiones claves como México y Turquía”, señalan desde Barclays. Con todo, pronostican que la entidad logrará un ROTE medio del 9 por ciento entre 2022 y 2024 impulsado por actividades comerciales “más agresivas y por las mayores reducciones de costes”.

Publicidad

Mejoras de precios objetivos

Por otro lado, varias entidades de inversión han mejorado al alza su estimación de precio objetivo para los próximos 12 meses en BBVA, aunque también aparece un recorte de recomendación en el panel de expertos que recoge Bloomberg.

Se trata de Bestinver Securities, que recortó su consejo de “comprar” a “retener”, aunque dejó sin cambios el precio objetivo en 6,25 euros, por encima de la media actual del consenso que se sitúa en los 6,05 euros con un potencial para las acciones algo inferior al 5 por ciento.

JB Capital, Alphavalue, Jefferies, Autonomous Research y Banco Sabadell han sido las últimas firmas que han mejorado sus precios siendo la española la que ha realizado el mayor incremento, del 18 por ciento, y ve a BBVA en los 5,94 euros de cara a un año.

El consenso del mercado está dividido en BBVA pues los consejos de “comprar” y “mantener” empatan con un 43,8 por ciento de adeptos cada uno, por lo que el 12,5 por ciento restante de los expertos insta a “vender” los títulos de la entidad.

Publicidad

BBVA mantiene la directriz alcista

Antes de estallar el incendio de la lira turca, la cotización de BBVA se instaló en los máximos  anuales por encima de los 6 euros, una zona que ahora es la resistencia a batir.

No obstante, la cotización respetó la directriz alcista principal y el soporte más importante, los 5,35 euros definidos por la base del canal alcista, está a más de un 6 por ciento de distancia.

Las acciones todavía podrían retroceder un poco más sin perder niveles relevantes, ya que habría un último soporte en los 5,2 euros, los mínimos que marcó el banco tras estallar la crisis de Evergrande.

Es más, incluso la cotización podría llegar a los 5 euros sin que se disparen las alarmas, que es justo la zona por la que pasa la media de 200 sesiones, el soporte dinámico de largo plazo.

Por arriba, el primer objetivo del rebote son los 6,09 euros, dice José Luis Herrera, analista de Banco BIG. Y más arriba, el techo del canal, en los 6,3 euros. En todo caso, para que el rally remonte el vuelo, hará falta que acompañe el IBEX 35.

Publicidad
En portada

Noticias de