Banco Santander, Banco Sabadell y Caixabank descuentan el riesgo de recesión

Banco Santander, Banco Sabadell y Caixabank se anotan caídas que van desde el 12 al 26% desde los máximos de 3 años que alcanzaron en febrero

El riesgo de recesión está empezando a pesar más en la cotización de bancos como Banco Santander, Sabadell y Caixabank que los potenciales beneficios que les reportará el giro en la política monetaria del Banco Central Europeo.

Después de que su cotización alcanzase niveles máximos de los últimos tres años en torno al diez de febrero pasado, gracias a la expectativa de subidas de tipos de interés por parte del BCE, las entidades españolas se anotan caídas que van desde el 12 al 26 por ciento ante el incremento del riesgo de recesión a nivel mundial por la desbocada inflación y la guerra en Ucrania.

Publicidad

En concreto, las acciones de Sabadell ceden un 26 por ciento desde el 11 de febrero, cuando tocaron máximos desde 2019, hacia los 0,94 euros; mientras que los títulos de Caixabank se dejan un 15 por ciento desde que el mismo día tocaron máximos de 2018, en torno a los 3,39 euros.

Santander cae un 23 por ciento desde los máximos del 10 de febrero

Por su parte, la cotización de Santander cae un 23 por ciento desde que el diez de febrero pasado alcanzó los 3,48 euros y BBVA se deja un 21 por ciento desde que tocó los 6,05 euros por esas mismas fechas.

El banco que menos retrocede (y que a lo largo de los últimos años ha mostrado mayor resistencia ante la volatilidad) vuelve a ser Bankinter, que se deja un 12 por ciento tras situarse sobre los seis euros, en niveles de 2018.

“A la posibilidad de una contracción económica duradera se une la invasión rusa de Ucrania, que está pesando sobre la evolución de los valores financieros europeos”, explican los estrategas de Bloomberg Laurent Douillet y Tim Craighead.

Publicidad
Publicidad

Se desvanece una de las jugadas que mejor funcionó en bolsa a comienzos de año

De este modo, los inversores están viendo desvanecerse una de las jugadas que mejor había funcionado a comienzos de año, cuando los bancos vieron dispararse sus cotizaciones ante la esperanza de que la normalización de la política monetaria supusiera un incremento de sus ingresos tras años de tipos de interés por los suelos. (Los bajos tipos de interés han penalizado el negocio bancario y provocado una mala evolución en bolsa de las entidades financieras durante la última década).

Además, esta retirada de flujos se produce pese a que las entidades han protagonizado una muy buena temporada de resultados del primer trimestre de 2022, con ingresos que han superado las previsiones en la mayoría de los casos.

Los bancos europeos también sufren ante el riesgo de recesión

Con todo, se trata de una situación que se replica fuera de España. Desde tocó máximos de los últimos tres años, el índice sectorial Stoxx 600 Banks se contrae un 24 por ciento y se convierte en el segundo segmento con peor comportamiento de la bolsa europea, que está viviendo una fuerte salida de flujos desde el inicio del conflicto bélico.

Y es que no hay que olvidar que la banca es un sector muy cíclico, al estar ligada la actividad financiera a la evolución de la economía, que impacta en la concesión de préstamos y en la morosidad de los mismos.

Asimismo, el riesgo de recesión podría provocar que el BCE se viera abocado a ralentizar el ritmo de la normalización monetaria.

Publicidad

Así lo cree Gilles Moëc, economista jefe de la gestora de fondos AXA Investment Managers, quien considera que la institución presidida por Christine Lagarde solo podrá subir los tipos dos veces este año, porque la segunda mitad del ejercicio ofrecerá “unas condiciones macroeconómicas mucho más duras”.

En portada
Publicidad
Noticias de