Banco Santander: objetivo recuperar los niveles prepandemia (3,50€)

Banco Santander se apoya en el BCE para intentar recuperar los niveles previos a la pandemia, por encima de los 3,50€

El Banco de Santander busca revertir la tendencia bajista secundaria que inició en febrero de este año, con la invasión rusa de Ucrania (la guerra truncó de nuevo la opción de recuperar los niveles previos a la pandemia, por encima de los 3,50 euros). 

La subida de tipos del Banco Central Europeo le está sirviendo de ayuda, pues animó a todo el sectorial bancario (también a Santander) ante la certeza de que esta medida se traduce en mayores rentabilidades para los bancos.  

Publicidad

En ese contexto, las acciones del Banco Santander rebotan un 13,68 por ciento desde los mínimos del miércoles 7 de septiembre.  

Si bien, eso no quiere decir que Santander lo tenga fácil. “Técnicamente, el Banco Santander se encuentra cotizando dentro de un amplio rango lateral, entre los 2,33 y los 3,92 euros, desde noviembre de 2020, acercándose recientemente a la parte baja del rango lateral”, explica Sergio Ávila, de IG Markets.  

Santander presenta dificultades para revertir la tendencia bajista secundaria

“Desde el 11 de febrero de 2022 cotiza en una tendencia bajista de más corto plazo dentro de dicho rango y, desde el 5 de julio, su precio se mueve en un rango lateral más pequeño, entre los 2,33 y los 2,682 euros”, añade este experto. 

Además, no se trata de la primera vez que Santander intenta la remontada, sin conseguirlo

Publicidad
Publicidad

De hecho, antes de la pandemia, el valor también estaba buscando revertir la tendencia primaria bajista que se activaba en los máximos de 2017 y 2018, cuando llegaba a las proximidades del rango de resistencia que suponen los máximos históricos del valor (que se alcanzaron en los ejercicios de 2008, 2009 y, por última vez en 2014, en torno a los 5,50 euros). 

Con la crisis de la pandemia, llego hasta niveles que no se veían desde 2002, en la zona de los 1,40 euros, y el proceso de recuperación se frenó tras esos mínimos que se dieron en octubre, en la zona de los 3,50 euros, pero sin llegar a superarlos. 

Pero, ahora, está volviendo a intentar la remontada.

“Ahora, tras esta última fase de corrección que se ha frenado por encima de los 2,30 euros, impulsado por el factor positivo que supone la subida de los tipos de interés, la entidad ha permitido buscar un ataque a la primera zona de resistencia que se sitúa sobre los 2,70 euros y que permite que el valor pueda proyectar un patrón de doble suelo con el que salir de esta fase correctiva que se inició en los máximos de este año”, explica el analista técnico de Finanzas.com, Josep Codina. 

“En esta última aproximación a lo que sería la línea clavicular de confirmación de la figura, está realizando un posible patrón de continuación que le daría más opciones de lograr los objetivos si se acaba validando”, añade este experto.  

Publicidad

El nivel de los 2,70 euros es clave para Santander

Para ello, debe de superar en cierres y con buen apoyo de volumen el nivel de los 2,70 euros, que será validado con la superación de los 2,80 euros, dice Codina.  

“Esto le situaría ya por encima de la directriz bajista y con opciones de buscar la siguiente zona de resistencia y objetivo teórico del patrón de vuelta sobre los 3,10 euros”, apunta Codina. 

Y, si supera ese nivel, la proyección se podría ir a buscar los máximos anuales y extender el avance hasta recuperar los niveles previos de la pandemia, por encima de los 3,50 euros. 

Un stop loss en los 2,50 euros para Santander

En cambio, si Santander fracasa en su intento, habría que protegerse con un stop en la pérdida de los 2,50 euros, que anularían el patrón de continuación y dejarían las acciones del banco dentro del patrón de la figura de vuelta, con opciones de buscar de nuevo su zona de base entre los 2,40-2,30 euros, zanja Codina. 

Niveles similares aprecia Ávila: “La clave para pensar en una mejoría relevante en Banco Santander estaría en ver un cierre diario por encima de los 2,72 euros".  

Publicidad

Eso significaría romper el mini rango al alza, romper al alza la directriz bajista desde febrero y además romper al alza la media móvil de largo plazo descendente, explica este experto. 

“Si viéramos que lo consigue, podríamos ser más optimistas en el valor ya que activaría un objetivo mínimo hasta los 3,034 euros”, dice Ávila. Pero, “mientras no lo haga, no tendríamos señal de añadir más valores a la cartera”, añade 

Sin embargo, si ya se tiene en cartera, sería un “mantener” siempre y cuando no pierda los 2,33 euros, que es el nivel donde debería estar el stop loss, apostilla Ávila. 

En portada
Publicidad
Noticias de