Banco Santander fijará el pago del dividendo en septiembre

El consejo de administración del Banco Santander decidirá en su reunión de septiembre la fecha de pago de dividendo para poder abonarlo a sus accionistas en noviembre

El consejero delegado del Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha sido muy claro respecto a la posición de la entidad respecto a la retribución a los accionistas y ha anunciado que el consejo de administración del grupo fijará la fecha de pago en septiembre para poder abonarlo en noviembre

La decisión coincide fin del veto impuesto por el Banco Central Europeo al sector financiero por el que se prohibía la retribución al accionista y que termina en septiembre.

Publicidad

Los resultados semestrales presentados por la entidad con mayor liquidez de la zona del euro muestran la capacidad del Santander para ofrecer un dividendo generoso y prolongado.

El objetivo de pay-out está al alcance

El grupo presidido por Ana Botín cerró los seis primeros meses del año con un beneficio atribuido de 3.675 millones de euros, superando los 3.310 millones de euros que estimaba el consenso del mercado.

Así, con vistas al dividendo, el banco ha reservado 18 puntos básicos de capital para la remuneración del accionista y seguirá provisionando este mismo nivel durante el resto del año.

Publicidad

Esta estrategia, unido al sólido estado financiero que recupera los niveles preCovid, hace alcanzable el pay-out de entre el 40 y el 50 por ciento del beneficio ordinario.

Publicidad

Sin tener en cuenta el cargo neto de 530 millones de euros por costes de reestructuración anunciado en el primer trimestre, el beneficio ordinario del primer trimestre fue de 4.205 millones, el 153 por ciento. Es la mayor cifra desde 2010.

Refuerzo del colchón de capital

Además, el dividendo se ve reforzado con cifras como que la ratio de capital, conocida como el CET1 fully loaded, mejoró en 27 puntos básicos durante el último año, hasta alcanzar el 12,11 por ciento, tal y como esperaba el mercado.

En el segundo trimestre, la entidad logró un incremento de 7 puntos básicos de capital y reservó los mencionados 18 puntos básicos, que equivalen al 50 por ciento del beneficio ordinario del trimestre.

De este modo, el colchón de capital frente al capital mínimo exigido “es ahora de 325 puntos básicos, en comparación con el colchón anterior a la pandemia, que era de 189 puntos básicos”, señaló la entidad en la presentación de resultados remitida a la CNMV.

Por otro lado, Álvarez, en la presentación de resultados ante inversores y la prensa, señaló que la entidad reitera sus objetivos para el curso y que se han liberado 82 millones de euros en provisiones.

Publicidad
En portada
Noticias de