Banco Santander. Cuenta atrás para fijar el dividendo

Banco Santander aprovechará el fin del veto del Banco Central Europeo, que expira este mes, para fijar el pago de dividendo

Los accionistas del Banco Santander cuentan las horas para conocer el dividendo que entregará la entidad.

El banco que dirige Ana Botín aprovechará este mes, en el que expira el veto del Banco Central Europeo (BCE) a la retribución a los accionistas de la banca, para fijar el pago de su dividendo.

Así lo adelantó el consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, en la presentación de los resultados del primer semestre, en la que anunció que septiembre sería el mes para fijar la retribución. El pago, según Álvarez, se entregará en noviembre.

Los resultados avalan el payout

De esta forma, las cifras presentadas en julio por el banco apuntan a que podrá mantener el objetivo de entregar un payout del 50 por ciento.

Entre enero y junio, el Santander obtuvo un beneficio atribuido de 3.675 millones de euros, por encima de los 3.310 millones que esperaba el consenso.

Publicidad
Publicidad

El banco reservó, además, 18 puntos básicos de capital para premiar a sus accionistas.

Colchón suficiente

En este sentido, el dividendo se sustenta además en otros indicadores. Uno es el ratio de capital CET1, que en el último año ha mejorado en unos 27 puntos básicos hasta situarse en el 12,11 por ciento.

Solo en el segundo trimestre, el incremento fue de 7 puntos, guardándose los 18 puntos básicos antes mencionados y que equivalen al 50 por ciento del beneficio reportado.

El propio banco lo afirmó en una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en la que afirmó que el colchón frente al mínimo de capital exigido “es ahora de 325 puntos, en comparación con el anterior a la pandemia, de 189 puntos”.

La salud del ratio de capital fue constatada a finales de julio por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) en sus test de estrés.

Publicidad

En el peor escenario posible a dos años, el ratio CET1 caería hasta el 9,31 por ciento, ligeramente por debajo de la media europea del 10 por ciento.

Sin embargo, frente a su ratio inicial, la caída sería de apenas 2,58 puntos, la menor de las 50 entidades bancarias europeas analizadas por la EBA, lo que sitúa al Santander como el banco más resistente frente a sus pares europeos.

En portada
Publicidad
Noticias de