Un preso mata a tres personas en Bélgica al grito de «Alá es grande»

Un hombre ha matado a dos mujeres agentes de policía y a un civil que se encontraba en su coche en la ciudad belga de Lieja, durante un tiroteo ocurrido este martes sobre las 10.30 horas (08.30 GMT). El sospechoso, que la víspera había salido de prisión con un permiso para preparar su reinserción, ha sido abatido. Según medios locales, antes del ataque ha gritado «Allah Akbar» («Alá es grande», mensaje que a menudo emplean los terroristas yihadistas) antes del ataque. La Fiscalía federal de Bélgica investiga los hechos como un presunto caso de terrorismo.

El atacante, identificado como Benjamin Herman, de 36 años, disfrutaba de un permiso penitenciario desde este mismo lunes, y se habría radicalizado en la prisión de Lantin, muy cercana a Lieja, informa Efe.

Todo comenzó cuando Herman, que primero acuchilló a las agentes por la espalda, consiguió arrebatar el arma a una de ellas y disparar. Tras dejar a sus primeras víctimas frente al café des Augustins, ubicado en el corazón de Lieja, el hombre emprendió la huida y se refugió en un centro educativo cercano, el instituto Léonie de Waha, donde tomó como rehén a una mujer de la limpieza que se encontraba en el vestíbulo, y que, informa «Le Soir», no resultó herida. Allí, el atacante fue abatido gracias a la intervención policial. Los alumnos del centro se encuentran bien, señala «La Libre».

El ministro del Interior belga, Jan Jambon, ha lamentado en Twitter lo ocurrido: «Nuestros pensamientos están con las víctimas de este acto horrible. Estamos estudiando lo que ha ocurrido exactamente».

Catherine Collignon, portavoz de la Policía, ha explicado a AFP que también hay otros dos heridos. Por el momento, la avenida en la que se ha producido el tiroteo se ha cerrado al tráfico y el alcalde de Lieja, Willy Demeyer, se ha desplazado al lugar de los hechos y puesto en contacto con el jefe de los cuerpos de seguridad.

Amenaza constante

Bélgica, que sufrió un atentado yihadista que dejó 32 muertos el 22 de marzo de 2016, ha sido escenario de numerosos actos violentos contra militares y policías. El último ataque calificado de «terrorista» se produjo e l 25 de agosto de 2017: un hombre de 30 años y de origen somalí atacó a varios militares con un cuchillo, hiriendo levemente a uno de ellos, mientras gritaba «Allah Akbar» en pleno centro de Bruselas. Fue abatido.

El 6 de agosto de 2016, un argelino que vivía en Bélgica atacó con machete a dos policías ante el cuartel de Charleroi, en el sur del país, profieriendo también el grito de «Allah Akbar». Los agentes resultaron heridos en el rostro y en el cuello y el atacante cayó abatido. El grupo terrorista Daesh reivindicó el atentado al día siguiente. En septiembre de 2016, en el barrio bruselense de Molenbeek, dos policías fueron acuchillados sin resultar, gracias al uso del chaleco antibalas, heridos.

Por su parte, Lieja, una ciudad industrial próxima a la frontera con Alemania y situada en una región francófona, fue escenario de otro tiroteo en 2011 , cuando un hombre armado mató a cuatro personas e hirió a otras 100 antes de quitarse la vida.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.