El PP pone a Madrid como espejo de la gobernabilidad del país

La festividad del Dos de Mayo, fecha en la que se conmemora la lucha por la independencia de España frente a los franceses en 1808, ha servido de arranque político de la nueva campaña electoral del próximo 26 de junio. El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, han acudido a la recepción oficial de la Comunidad, con claro tinte electoral y dos grandes ausencias: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

La presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, ha ejercido de anfitriona y ha puesto Madrid como espejo de unidad para la gobernabilidad. Hace casi un año, la nueva líder del PP fue investida con el apoyo de Ciudadanos y ha aprovechado su discurso para reivindicar «el nuevo tiempo político» abierto, donde los acuerdos entre partidos son obligatorios para gobernar.

Cifuentes ha defendido su pacto con Ciudadanos en la región que ha cristalizado, según ha dicho, en «un tiempo nuevo» basado en «la regeneración» y el consenso político entre partidos. La presidenta madrileña ha reclamado «voluntad auténtica» a los partidos para llegar al acuerdo, aunque ha pedido respetar al más votado. «No podemos esperar que las urnas resuelvan por sí solas la incapacidad de los partidos para llegar a acuerdos que, superando los vetos, hagan posible la gobernabilidad de España», ha señalado Cifuentes.

«Regeneración» en la Comunidad de Madrid

En esta línea, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha señalado que la Comunidad de Madrid ha demostrado que la regeneración es «absolutamente fundamental». A su entender, «nadie entendería que en la Comunidad de Madrid» no hubiera un gobierno que no apuesta por la regeneración.

En este sentido, el presidente de Ciudadanos ha señalado que es «fundamental» que los españoles reciban el mensaje de que «hay nueva etapa, nuevo gobierno, nuevas personas y, también, sobre todo voluntad de regeneración». «Me parece fundamental», ha exclamado, para defender la necesidad de hacer una campaña «más humilde» y planteando «soluciones». Rivera ha señalado que Ciudadanos apoyó al PP en la Comunidad de Madrid: «Es un ejemplo de cómo Ciudadanos puede cambiar las cosas con nuestros votos», ha indicado.

Rivera se ha desmarcado así del «no» de Pedro Sánchez al PP «porque no se puede empezar la campaña poniéndose vetos». Cristina Cifuentes, por su parte, ha manifestado esta misma mañana en una entrevista en televisión que votar hoy a Ciudadanos es «votar socialismo», y ha considerado que el «reto» del PP es «volver a ilusionar a la gente».

Negociaciones sin «vetos»

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha asegurado antes de que empezara el acto que se debe «anteponer» las necesidades sociales para poder llegar a acuerdos entre las distintas fuerzas políticas, sin renunciar a nadie, aunque ha recalcado que «lo razonable» es que sea «difícil» alcanzarlo entre los que quieren «transformar la realidad» y los que quieren mantenerla. Así mismo ha dicho que no es partidario de «vetar a nadie» en las posibles negociaciones de Gobierno.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.