El PP pide un paso «simultáneo» de PSOE y C's para ir a la investidura

El PP cerró ayer totalmente la puerta a que Mariano Rajoy pueda acudir a la sesión de investidura si previamente no hay cerrado un acuerdo que garantice que ésta sale adelante. «Ir a un debate de investidura sin que haya un acuerdo no tiene sentido», señaló ayer el portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando, que adujo que fijar una fecha sin que existan garantías de superarse «solo sirve para abrir la vía del artículo 99.5 y la convocatoria de nuevas elecciones». Y, en alusión al PSOE, planteó que «si alguien quiere eso que se lo diga a los españoles».

En este punto empiezan los desencuentros con Ciudadanos, al que en el PP se presenta como socio preferente de cara a la investidura y la legislatura. El secretario general del grupo parlamentario de la formación naranja, Miguel Gutiérrez, insistió en que su partido considera que tener ya una fecha para la investidura es la mejor forma para poder trabajar la abstención del PSOE: «Si no hay un proceso de investidura, ¿por qué algunos van a cambiar su posición?». Hernando y Gutiérrez se intercambiaron mensajes en sendas ruedas de prensa poco después de que se conociera que el encuentro entre Rajoy y Rivera se producirá mañana, miércoles, a las 10 de la mañana. El portavoz popular sugirió un «movimiento simultáneo» que lleve al PSOE a la abstención y a Ciudadanos al sí, consciente de que ambos evitan dar el primer paso.

Algo más que la investidura

Hernando cargó eso sí toda la responsabilidad del bloqueo en los socialistas: «Sin la abstención del PSOE, la legislatura es inviable». Aunque agradeció «la posición y el movimiento que hizo Ciudadanos» hasta en tres ocasiones, pidió «un sí a un pacto de gobernabilidad». Avanzó que la intención de Rajoy es avanzar en el documento de medidas que entregó a Rivera, mientras que en Ciudadanos circunscriben los contactos a un intento por ir avanzando la negociación de los Presupuestos.

Desde Ciudadanos, Gutiérrez rechazó de plano la posibilidad de votar sí y cerrar un pacto de gobernabilidad, planteando que el PP se equivoca si cree que no tendrá que negociar ley a ley. «Se acabó gobernar por decreto».

En el equipo de Rajoy son conscientes de que por delante queda mucho trabajo para conseguir llegar al final del túnel de este bloqueo político que dura ya casi ocho meses. Más allá de que se produzcan en este momento acuerdos concretos, aún muy verdes, lo que valoran en La Moncloa es que se haya visualizado la «voluntad política» de Ciudadanos por sentarse a negociar con Rajoy los Presupuestos o el techo de gasto. Si llegan a un acuerdo sobre estos puntos, la investidura quedaría más allanada, pues sin esta no sería posible aprobar nada de lo pactado.

Y lo que esperan en el entorno del candidato del PP es que el «desatasco» tarde aún en llegar, pero cuando se produzca todo irá mucho más rápida: el debate de investidura sería prácticamente inmediato, y la aprobación de las cuentas públicas, para lo que se está trabajando desde los Ministerios desde hace semanas en la parte más burocrática, sería cuestión de días.

Por eso, el insistente mensaje de Ciudadanos sobre su abstención no echa para atrás al PP ni al Gobierno, que siguen confiando en ese desbloqueo conjunto. A partir de la próxima reunión de Rajoy y Rivera será el probable turno de los grupos de trabajo.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.