Albert Rivera avisa al PP: o se une al acuerdo o quedará arrinconado

Un día después de que Ciudadanos se uniera al bando del PSOE y Podemos para investigar la presunta investigación ilegal del PP, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dejado claro que no se trata de una alianza pasajera ni un error como señala el PP.

Se trata de una síntesis que puede reproducirse en otras iniciativas de lucha contra la corrupción ya que, según el líder de la formación naranja, a sus ojos el PP «ha roto la palabra dada en corrupción». En esta línea, Rivera ha advertido al PP que por mucho que se empeñe tiene ante sí un único camino: unirse también a este bloque o quedarse solo.

«Nadie va a poner freno a los cambios que pide España», avisó, antes de subrayar que Ciudadanos «sí cumple su palabra». Pese a ello, ni Rivera ni el PP quiere dar por muerto su acuerdo. Intentan circunscribir su choque a una parte del pacto, la corrupción, para mantener vivo el resto del mismo. Rivera ha subrayado textualmente que, en todo lo demás, el acuerdo está dadno sus fruto y por tanto ha descartado que esté roto.

No en vano, si el pacto salta por los aires los populares no estarían obligados a cumplir el resto de los puntos y Ciudadanos habría votado a favor de la investidura de Rajoy a cambio, en la práctica, de unas migajas.

Al PP también le interesa insuflar oxígeno a su relación con Ciudadanos. Queda mucha legislatura por recorrer y los populares, escasos de socios en este Congreso fraccionado, no pueden permitirse el lujo de romper puentes con la formación naranja.

Por ello, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, intentó restar importancia a lo sucedido ayer y a las diferencias que existen entre ambos partidos en materia de corrupción. «Son cosas que suceden», ha exclamado con tranquilidad, aprovechando para destacar que, en lo importante, como es la aprobación de los nuevos Presupuestos Ciudadanos «están volcados con los esfuerzos del Gobierno».

Pero estas declaraciones no evitan que el movimiento de la formación naranja ha levantado ampollas en el PP donde se ve ya al líder de la formación naranja, Albert Rivera, en el mejor de los casos como un aliado poco fiable. En el peor como un traidor.

Por ello, el diputado y ex dirigente popular Carlos Floriano se ha apresurado esta mañana a intentar despejar las dudas que se ciernen sobre la vigencia del pacto afirmando que «no doy por roto nada» y achacando lo sucedido ayer a «un enfado puntual» de Rivera y un «mal momento de todo el mundo».

«Hay que mirar por el bien general, esta es la legislatura de la colaboración porque es responsabilidad de todos sacar el país adelante», ha señalado vinculando una vez más el futuro del país al futuro del PP.

No obstante, Floriano sí ha querido dejar ver el malestar que el episodio ha generado en el seno del PP advirtiendo al presidente de Ciudadanos que «no ha hecho lo correcto».

Mientras tanto, la Mesa de la Comisión para la Calidad Democrática ha continuado sus trabajos acordando que los tesoreros de los cuatro grandes partidos comparezcan en la subcomisión para la financiación el próximo 22 de marzo. Y una semana después, el día 29, harán lo mismo los gerentes de ERC, el PNV y PDeCAT.

Estas citaciones son uno de los argumentos con los que los populares y el propio Mariano Rajoy han intentado desactivar el empeño de Ciudadanos y la izquierda por crear una comisión de investigación específica sobre la presunta financiación del PP en el Congreso. Sin embargo, no han logrado tener el efecto esperado ya que esta misma mañana

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.