Foros Inversión

Las claves del éxito de los fondos de renta variable global

Rubén García Páez, director general para Iberia y Latam de Columbia Threadneedle, apuesta porque los inversores accedan a las mejores ideas de inversión a nivel mundial

“Se está acabando la tormenta”, así define Rubén García Páez, director general para Iberia y Latam de Columbia Threadneedle, la situación actual de los mercados financieros.

Tras el brutal impacto y la volatilidad que hemos vivido por el estallido de la crisis sanitaria y el fin de la era Trump en los Estados Unidos “vemos la luz al final del túnel y tenemos buenas perspectivas para 2021”, explicó García Páez en la primera sesión del ciclo ‘Estrategias en la recta final del año’, organizado por la revista INVERSIÓN, y que llevaba por título “Fondos de renta variable global. ¿Qué hay detrás de su éxito?

 El cambio de inquilino en la Casa Blanca ha sido interpretado en el mercado de manera positiva. Pese a la pataleta y trabas de Donald Trump, que continúa negando la victoria de Joe Biden, y buscando resquicios para no abandonar la presidencia, la llegada de este último a la administración estadounidense dotará de estabilidad y crecimiento de forma globalizada. Es decir, tanto a los Estados Unidos como al resto de mercados globales.

“El mercado ha captado el mensaje como algo positivo. Pero no esperamos un impacto grande desde el punto de vista corporativo”, subraya García Páez.

Pocos días después, los mercados se levantaban con la ansiada noticia. Pfizer anunciaba que su vacuna tenía un 90% de efectividad -que esta misma semana elevaba hasta los niveles de la de su competidora Moderna, el 95%- y la euforia fue la tónica dominante. El Ibex registraba la mayor subida en una década.

"Hay que ser prudentes"

Entusiasmo que, sin lugar a dudas, “da luz, pero ante la que hay que ser prudentes”, explica el directivo de Columbia Threadneedle. “Los activos más beneficiados han sido los de compañías más value o más golpeadas por la crisis, como bancos, viajes o aerolíneas”.

En el caso del Ibex, valores como Meliá o IAG registraban subidas históricas del 37% y 26% respectivamente.

Sin embargo, tal y como refiere García Páez, “hay que ser cautos. Debemos tener cuidado y no dejarnos llevar por la euforia. Que pueda o no continuar el rally dependerá tanto de la efectividad de la vacuna como de las ayudas del BCE y la Fed”.

Así, de cara a obtener las mejores rentabilidades y la mayor seguridad los inversores deben mirar más allá del presente.

“Como gestora de fondos creemos que hay que mirar en el medio y largo plazo. Es indudable que hay que fijarse en este rally alcista, pero no podemos apartar la vista de los fundamentales de las compañías y sectores. Los años 2021 y 2022 dibujan un entorno complicado, con crecimientos moderados, baja inflación o incluso deflación y una política monetaria muy acomodaticia”, afirma.

Apuesta por compañías sólidas

Es por ello por lo que desde la gestora de fondos consideran que “hay que hilar muy fino” y apostar por “compañías sólidas, con opciones reales para alcanzar el pricing power. Con un valor diferencial que nos haga más fuertes en los momentos complicados”.

En definitiva, la calidad será uno de los determinantes para el éxito de las compañías en los mercados. “Las compañías quaity grow, con más fortalezas en sus negocios, serán las que lo harán bien”. Lo anterior siempre bajo el prisma del medio y largo plazo.

Respecto a la dicotomía renta variable o renta fija a la que se enfrentan los inversores, el director general de Columbia Threadneedle, que cuenta con más de 500.000 millones de dólares en activos globales, asegura durante la entrevista que dada la coyuntura inmediata “es complicado obtener grandes rentabilidades en renta fija a dos – tres años”, lo que no quita que “haya algo en high yeald o investment grade" .

No obstante, en la gestora  “nos gusta más el equity Preferimos insistir en las ofertas del mercado de renta variable”.

Salir de la zona de confort

Escapar de la zona de confort y diversificar es lo que definirá el éxito de las inversiones presentes y futuras. García Páez pone el acento en que “hay que mirar con una perspectiva de largo plazo y global”.

En este sentido, explica que si bien la sobreponderación del mercado de los Estados Unidos “viene ligada a la tecnología”, entramos en un momento en el que “es lógico que a partir de ahora se empiece a cerrar el GAP entre el mercado europeo -infraponderado-y el estadounidense, debido en parte a la recuperación que se prevé para los sectores tradicionales”. Aunque el segundo continuará en cabeza precisamente por su liderazgo en sectores como el tecnológico.

Asimismo, insiste que “debemos cambiar la tendencia, salir de la compañía o índice que conocemos y mirar todas las ofertas e invertir a nivel mundial”. Incluso, en Latinoamérica, “donde somos prudentes. Sus economías tardarán más en salir” por el azote de la crisis sanitaria y su impacto en las divisas, también pueden encontrarse en un futuro compañías que puedan sobresalir y tengan las fortalezas para aportar valor diferencial.

La diversificación es fundamental

De hecho, la diversificación es precisamente una de las claves del éxito de los fondos de renta variable global. El director general de Columbia Threadneedle puso el ejemplo  del Global Focus Fund, gestionado por David Dadding, que no ha dejado de cotizar en positivo pese a la pandemia.

Según García Páez es “la creme de la creme. Engloba las 40 mejores ideas a nivel mundial para que el inversor final pueda acceder, a su vez, a nuestras mejores ideas”.

El fondo de renta variable global, que lleva funcionando más de siete años y que está registrado en España, apuesta por activos de “todos los mercados, los Estados Unidos, Asia, Europa…” Algo en lo que el que el equipo juega un papel determinante ya que “es lo que nos permite analizar todas las empresas y todas las oportunidades a nivel mundial”.

Además, la clave está en que las “ideas” a las que se refiere García Páez “están muy compensadas. El fondo busca el medio y largo plazo e invertir en acciones que además de tener ventajas diferenciales tengan un factor defensivo. Es decir, que en épocas de volatilidad, como la actual, lo hagan mejor. En síntesis, grandes compañías que sabemos, conocemos, analizamos que en el medio y largo plazo lo vayan a hacer bien”.

De hecho, en escenarios más complicados como pudo ser 2016 o 2018  “se mantuvo a cero prácticamente”.

Inditex formó parte del fondo

A día de hoy, el Global Focus Fund no cuenta con ninguna compañía española en cartera. No obstante, “la hemos tenido, en concreto Inditex, por ser una compañía global con una ventaja diferencial en, entre otras áreas, la logística. Pero insisto, este fondo no lo gestionamos analizando las economías por país sino que analizamos que compañías tienen una ventaja diferencial e incorporamos las 40 mejores a nivel mundial”.

Activos que, además, llevan en su ADN los criterios ESG. Columbia Threadneedle, dispone incluso de un sistema de rating interno para valorar las compañías en este sentido, “hemos comprobado que las compañías que los incorporan funcionan mejor y, por tanto, nosotros también funcionamos mejor”.  

Donde sí hay presencia española es en el European Select que busca sólo las mejores ideas de Europa donde están además de Inditex otras compañías como Cellnex.

Como conclusión, García Páez señala que apostar por las ideas, diversificar, mantener la calma y tener visión a medio y largo plazo son la columna vertebral que debe sostener a los inversores en el momento actual.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.