Planes de renta fija contra la inestabilidad de los mercados

Distintos tipos de planes de pensiones han aguantado en positivo, como es el caso de los monetarios, con una rentabilidad media ponderada de un 0,20 por ciento en lo que llevamos de mes

Tras un inicio de año relativamente tranquilo para los mercados, donde la inflación y la lucha de los bancos centrales contra la subida de los precios se situaban como el principal problema contra el que combatir, la caída y rescate de distintas entidades financieras ha hecho recordar una melodía que parecía ya de tiempos pasados.

Las caídas en Estados Unidos del Silicon Valley Bank y del Signature Bank y, posteriormente, la de Credit Suisse han desatado una crisis de confianza en el conjunto del sector financiero alentada por el recuerdo de la crisis de 2008.

Publicidad

No en vano, la semana pasada veíamos también caer con fuerza la cotización del Deutsche Bank mientras sus CDS disparaban su precio, lo que hizo a muchos pensar que el banco alemán podía ser el siguiente en caer.

En este contexto, no es de extrañar que aquellos que se encuentren invertidos tengan la tentación de entrar en pánico y tratar de deshacer sus posiciones, pero es importante recordar que la inversión debe ser algo medido y meditado, con un horizonte previamente fijado y que, precisamente, este tipo de movimientos impulsivos, lejos de lograr salvar la inversión, son los que suelen causar las mayores pérdidas.

Complementar la pensión futura de jubilación

Entre las ventajas que encontramos en los planes de pensiones es precisamente su carácter de permanencia, con un enfoque generalmente a largo plazo, con un objetivo claro: complementar la pensión futura de jubilación.

En todo caso, es importante ver cómo se comportan los activos seleccionados, si actúan de forma más o menos volátil y si se corresponden con el perfil de riesgo propio.

En este contexto de inestabilidad, vemos cómo distintos tipos de activos han aguantado igualmente en positivo, como es el caso de los fondos monetarios, con una rentabilidad media ponderada de un 0,20 por ciento en lo que llevamos de mes; o los de renta fija, con un 0,67 por ciento, destacando especialmente los de renta fija euro largo plazo, con un 1,08 por ciento, según datos de VDOS hasta el pasado día 23 de marzo.

Con el foco puesto en los planes de renta fija que mejor comportamiento tienen en el último año encontramos el PSN RENTA FIJA CONFIANZA, con una rentabilidad de un 2,59 por ciento en el último año, siendo esta de un 7,63 por ciento a 3 años, con una volatilidad a un año de un 4,29 por ciento.

Publicidad
Publicidad

Según establece su propia política de inversión, la totalidad de las inversiones del patrimonio del plan se realizará en renta fija nacional e internacional, excepto el porcentaje destinado a tesorería.

Los activos de renta fija podrán ser tanto de deuda pública como de renta fija privada.

Además, el riesgo derivado de las variaciones del tipo de cambio se intentará controlar limitando la inversión a las divisas de la OCDE, no invirtiendo más del 30 por ciento del patrimonio total del fondo en monedas distintas al euro sin cobertura del riesgo de tipo de cambio y, en todo momento, gestionando la exposición a divisas por la entidad gestora, pudiendo incluso eventualmente cubrirse en su totalidad.

Publicidad

Volatilidades bajas

Por su parte, el 360 CORA RENTA FIJA obtiene una rentabilidad a un año de un 1,08 por ciento, con una volatilidad de un 5,61 por ciento y una rentabilidad a 3 años de un 9,66 por ciento.

El plan establece como objetivo de inversión la obtención de la máxima rentabilidad a largo plazo sujeto a restricciones en su nivel de riesgo, primando en su concepción minimizar el riesgo de inversión mediante la selección de activos de renta fija.

Se define por su vocación como un fondo de renta fija a largo plazo. La duración financiera de la cartera de renta fija está limitada a un máximo de 5 años.

Les sigue en este particular ranking el BBVA PLAN MERCADO MONETARIO, con un retorno del 0,24 por ciento a un año y un 0,62 por ciento a 3, con una volatilidad a un año de un 0,56 por ciento.

Publicidad

La exposición a renta fija representará el 100 por cien de la cartera, y se invertirá, principalmente, en instrumentos a corto plazo (menos de 18 meses), y que presentan escasa volatilidad.

La inversión del plan se compondrá de valores emitidos por gobiernos de los países pertenecientes a la OCDE, y títulos no gubernamentales emitidos por entidades (privadas) pertenecientes a países de la OCDE.

Los activos integrantes de la cartera deberán tener en el momento de su adquisición una calificación crediticia (rating) mínima BBB-, o, igual a la que en cada momento tenga la deuda emitida por el Reino de España. En cuanto a la exposición a divisa del total de la cartera, nunca se superará más de un 30 por ciento de ésta en activos emitidos en divisas distintas al euro.

Tras un 2021 y, especialmente, un 2022 complicado para los activos de renta fija, el presente año está aportando valor a los ahorradores en este tipo de planes.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Whatsapp | Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de