Los planes de pensiones mixtos más rentables

Los vehículos mixtos son el producto más adecuado para no perderse las subidas de la renta variable

El pasado año sin duda ha sido escenario de una potente recuperación económica, en gran parte gracias al efecto base generado por la distorsión causada por el rápido y profundo retroceso del 2020.

Por otra parte, la acumulación del nivel de ahorro de las familias y los deseos de volver a recuperar una vida de normalidad han sido dos de los grandes impulsores de esta potente recuperación, a pesar de que las olas de Covid continuaban llegando.

Iniciamos ahora un nuevo año en una etapa del ciclo más madura, en la que los estímulos monetarios y fiscales se irán reduciendo y en el que no pueden esperarse rendimientos tan elevados como los que la mayoría de los inversores de renta variable obtuvieron el año anterior.

Una buena opción para no perderse los retornos que la inversión en títulos cotizados en bolsa pueda aportar este año, pero asumiendo un nivel de riesgo adaptado al perfil de cada inversor, son los planes mixtos, el segundo grupo más rentable de planes por tipo de activo en 2021.

De este grupo se ha hecho una selección de los quince planes que, contando con la calificación de cinco estrellas de VDOS, generaron los mayores retornos el pasado año.

En las primeras posiciones encontramos planes mixtos agresivos, tanto de la zona euro como de ámbito global, tal como podía esperarse - por ser los que mayor porcentaje de renta variable incluyen en su cartera - junto con los mixtos flexibles, que pueden gestionar su exposición en renta variable hasta poder llegar al 100 por ciento en algunos casos.

Publicidad
Publicidad

Al final de la lista encontramos cuatro planes ya de perfil moderado, tres de ellos incorporando la sostenibilidad en su proceso de inversión.

Los tres planes mixtos más rentables

El más rentable de estos 15 planes es B&H JUBILACION con una revalorización de 25,63 por ciento y un coste por volatilidad de 7,85 por ciento durante el pasado año. Se define como un plan mixto de renta variable, seleccionándose para su cartera tanto bonos como acciones, con el objetivo de optimizar la rentabilidad a largo plazo.

Puede alcanzar una exposición máxima en renta variable de hasta el 75 por ciento, por lo que su horizonte de inversión se sitúa en al menos 5 años. Su cartera está compuesta por las ideas de mayor convicción del equipo gestor, tanto en bonos como en acciones. En bonos buscan un equilibrio óptimo entre rentabilidades y riesgos, al mismo tiempo que una adecuada correlación con la cartera de acciones.

En renta variable, prefieren negocios de calidad, fácilmente entendibles, a precios razonables, seleccionando empresas que compatibilizan niveles reducidos de deuda con crecimientos a largo plazo de sus beneficios por acción.

Entre las mayores posiciones en acciones encontramos títulos de Brookfield (4,40 por ciento), S&P (3,90 por ciento), Meta (3,90 por ciento) Alphabet (3,70 por ciento) y Microsoft (3,70 por ciento) y en renta fija, emisiones de OHL (3,60 por ciento), BPR (1,90 por ciento) Teekay (1,90 por ciento) Arytza (1,80 por ciento) y Ferratum (1,30 por ciento).

Publicidad

La aportación mínima, inicial y periódica, requerida para suscribir este plan es de 6 euros, aplicando a sus partícipes una comisión fija de 0,90 por ciento y de depósito de 0,05 por ciento.

Encuadrado en la categoría de Mixto Flexible MERCHBANC GLOBAL ganó un 24,60 por ciento por rentabilidad en 2021, registrando un dato de volatilidad de 10,55 por ciento. Es un plan global, que invierte en renta variable y renta fija de cualquier mercado mundial, mayoritariamente de la OCDE y, por tanto, en cualquier divisa. Asimismo, puede invertir en los mercados financieros de opciones y futuros.

El porcentaje de inversión en renta variable tiende a estar por encima del 40 por ciento del patrimonio, pudiendo alcanzar el 100 por ciento. La inversión en este tipo de activo se basa en la selección de una cartera de empresas con buenas perspectivas de crecimiento, un equipo directivo competente y una cartera de productos o servicios atractiva, que coticen a precios razonables.

Sus mayores posiciones incluyen acciones de la tecnológica QUALCOMM (7,38 por ciento), las biotecnológicas Gilead Sciencies (5,98 por ciento) y BIOGEN INC (5,55 por ciento), Bank of America (5,51 por ciento) y la farmacéutica ALNYLAM PHARMACEUTICALS (4,33 por ciento). Grava a sus partícipes con una comisión fija de 1,50 por ciento y de depósito de 0,10 por ciento.

Publicidad

De los planes mixtos con perfil moderando e invirtiendo en la zona euro mayoritariamente, el más rentable es IBERCAJA DE PENSIONES SOSTENIBLE Y SOLIDARIO terminando 2021 con una revalorización de 12,57 por ciento y un dato de volatilidad de 7,11 por ciento.

Para la selección de valores, en la parte de renta variable, el equipo gestor se apoya en un análisis financiero estricto que no es solo value o growth, sino blended o mixto. Combinan el análisis financiero tradicional (análisis fundamental) con el análisis extra financiero o ASG (Ambiental, Social y Gobernanza) y los sitúan al mismo nivel de importancia. Consideran que esta combinación funciona para dar un extra de retorno al partícipe del plan a través de la inversión sostenible o ASG.

La cartera final incluye entre sus mayores posiciones acciones de Microsoft Corporate (2,34 por ciento), Cigna Corporation (1,95 por ciento), Smith & Nephew PLC (1,79 por ciento) Nortonlifelock (1,70 por ciento) y Nvidia Corporate (1,67 por ciento) en renta variable y en renta fija, emisiones de Hammerson PLC (1,47 por ciento), Lar España Real Estate Socimi (1,42 por ciento) San Quirico SPA (1,25 por ciento), Rag-Stiftung (1,13 por ciento) y el fondo DPAM Bonds Emerging Markets Sustainable (1,06 por ciento).

La aportación mínima periódica necesaria para mantenerse como partícipe de este plan es de 18 euros, aplicando a sus partícipes una comisión fija de 1,50 por ciento y de depósito de 0,09 por ciento.

El nuevo año parece que se presenta algo más complicado para los inversores. Tanto la Reserva Federal de los Estados Unidos como otros bancos centrales, como el Banco Central Europeo, tienen planes para ir reduciendo progresivamente la política acomodaticia en respuesta a la expansión económica en curso y las presiones inflacionarias, que parecen más persistentes de lo que se había esperado.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de