Las infraestructuras se perfilan como temática de inversión ganadora

El sector está acaparando el interés de los inversores institucionales por la presidencia de Biden

La inversión en infraestructuras está llamada a ser una de las temáticas ganadoras de este 2021 gracias a la presidencia de Joe Biden.

Nick Langley, gestor de ClearBridge Investments en Franklin Templeton, no tiene dudas de que el nuevo presidente de los Estados Unidos fomentará las inversiones en este sector, que presenta un gran potencial.

De hecho, Biden ya anunció sus intenciones de lanzar un nuevo plan nacional que dé lugar al empleo necesario para crear infraestructuras modernas y sostenibles que generen energía limpia. 

Infraestructuras ganadoras

En ese sentido, hay dos tipos de infraestructuras ganadoras: las relacionadas con el gas y la electricidad y las vinculadas al agua, servicios ferroviarios y de telecomunicaciones.

Estas industrias se vieron apenas afectadas por la pandemia, al ser un servicio esencial, el apoyo regulatorio del que disponen y su relevancia tanto social, dado que emplean a un gran número de trabajadores, como medioambiental. 

Precisamente, y, a pesar del Covid-19, 2020 puede ser un año récord para la captación de fondos para infraestructuras, con más de 100.000 millones de dólares de capital previstos en todo el mundo, señalan desde DWS.

Publicidad

Sus principales atractivos

Para Abante, el atractivo de la inversión en infraectructuras es que se trata de activos tangibles y servicios básicos para el desarrollo de un país y la calidad de vida de sus ciudadanos se deriva de varios elementos. 

En primer lugar, ofrece certeza en los flujos de caja, dado que se trata de inversiones en activos esenciales con una alta predictibilidad, con ingresos regulados -en algunos casos- y recurrentes, basados en contratos a largo plazo. 

Publicidad

Este horizonte temporal largo contribuye a proteger contra la inflación. Además, se trata de activos que presentan baja correlación con los cotizados y con el ciclo económico. Y es un sector que requiere una alta especialización.

El interés de los inversores institucionales

Este interés por la inversión en infraestructuras se da, especialmente, en los inversores institucionales. 

De hecho, Mapfre y Abante realizaron el primer cierre de su vehículo de infraestructuras con un importe de 300 millones de euros en sólo tres meses desde que inició el proceso de captación de dinero (fund raising), lo que supone un 50% más de los 200 millones previstos inicialmente.

Publicidad

Allianz Global Investors también tuvo que cerrar su fondo Allianz Global Diversified Infrastructure Equity a nuevas aportaciones, al superar los 1.000 millones de euros a finales de diciembre de 2020. 

Y eso que el fondo de Allianz se lanzó a principios de ese mismo año. Debido a la fuerte demanda de inversores institucionales en toda Europa, el fondo, gestionado por Allianz Capital Partners (ACP), superó su tamaño objetivo de 900 millones de euros en once meses. El primer cierre tuvo lugar en julio de 2020, con compromisos de más de 600 millones de euros.

Últimos lanzamientos

Estos cierres se unen también a la actividad que están llevando a cabo gestores de fondos con nuevos lanzamientos. 

BNP Paribas Asset Management estrenó dos nuevos fondos de inversión alternativa que comprarán deuda de infraestructuras, atendiendo a criterios de sostenibilidad, y tratarán de captar conjuntamente cerca de 1.000 millones de euros.

Publicidad

En concreto son el BNP Paribas European Infrastructure Debt Fund II, que espera levantar 500 millones de euros; y BNP Paribas European Junior Infrastructure Debt Fund I, con un objetivo de entre 300 y 500 millones de euros.

En ambos casos, las inversiones se harán con criterios de sostenibilidad. 

También en la última parte del año, Bestinver lanzó el fondo Bestinver Infra, que registró una captación inicial de 300 millones de euros y que invertirá en proyectos maduros ('brownfield') y en avanzada etapa de desarrollo ('yellowfield') en los sectores de energía, transporte, infraestructuras sociales, telecomunicaciones y agua. 

Su cartera estará geográficamente diversificada con inversiones en Europa, América del Norte y América Latina.

Rentabilidad

Publicidad

En cuanto a la rentabilidad, el MSCI World Infrastructure Index marcó minimos en marzo. A partir de ahí se fue recuperando  y cotiza en torno a los 1.848 puntos, a un paso de sus máximos alcanzados hace un año cuando se situó en los 1.932 puntos. 

En lo que va de año avanza un 0,24%.

En portada

Noticias de