Fondos y ETF

Estrategias con fondos para hacer frente al Covid-19

Los inversores más conservadores pueden refugiarse en el oro a través de fondos de inversión o ETF

El coronavirus hunde a Repsol, BBVA y el Santander. EFE
El coronavirus hunde a Repsol, BBVA y el Santander. EFE

La aparición del Covid-19 en Italia y su expansión por Europa (España incluida) ha puesto de los nervios al mercado, muy dado a amplificar las noticias, sean buenas o malas. Así desde que empezó la crisis, el Ibex se ha dejado más de un 11% y pasó de soñar con máximos de dos años (tocó techo el 15 de febrero cuando cerró en los 9.956,8 puntos poniendo a tiro los 10.000) a caer por debajo de los 9.000 enteros.

Carlos Farrás, socio director de DPM Finanzas, reconoce que el nerviosismo está ahí y señala «que las caídas serán muy intensas, pero también que se darán a corto plazo».

En este panorama, la economía china será la más afectada y podrá contagiar al resto de países por los lazos comerciales que mantienen con ella, explica Francisco Javier Velasco, analista de fondos de Andbank. No obstante, estas caídas que estamos viendo no asustan a todos los perfiles de inversores.

Los que sean más osados pueden incrementar posiciones en activos que están en mínimos históricos y que tienen margen de subida. Precisamente esta es la estrategia que están llevando a cabo en DPM Finanzas, confirma Farrás.
De igual opinión es Velasco, quien admite que el inversor más agresivo podría tomar posiciones con las caídas y mantener la inversión a tres o cinco años.

«Es difícil predecir cuál será el suelo, por lo que si entra ahora puede no ser el nivel más bajo en el que pueda hacerlo pero suficiente para no perderse el rebote cuando la situación se normalice», explica. 

Dentro de este grupo estarían compañías tan castigadas como las telecos, sobre todo en Europa, porque «la llegada del 5G en Europa va a ser un revulsivo», asegura Farrás, quién añade que buscan empresas que tengan una rentabilidad por dividendo del 5%, y descartaría sectores defensivos como el de las ‘utilities’ al considerar que están caras.

También apostaría por empresas value ya que están, de media, un 85% por debajo de sus máximos.

Por su parte, Víctor Alvargonzález, socio director de Nextep Finance, cree que «es el momento de incluir valores que has querido tener en cartera, pero que, por precio, estaban fuera del alcance como pueden ser acciones de Amazon o Apple e, incluso, Coca-Cola».

Huir del miedo

En cuanto a los inversores con una mayor aversión al riesgo disponen de varias opciones para huir del miedo de los mercados. Velasco aconseja fondos de volatilidad, que «funcionan en estas crisis» pero que no son para mantener en el tiempo. Un claro ejemplo, dentro de esta categoría, sería el Amundi Funds Volatility World, que justo se ha disparado coincidiendo con las caídas bursátiles.

El fondo se anota más del 4% en el mes y casi un 3% en el año. 

Tanto Farrás como Velasco aconsejan al inversor incrementar sus posiciones en oro. En ese sentido, Velasco señala que no todo vale. «Los fondos de oro no siempre invierten todo su capital en la materia prima física sino que pueden hacerlo en empresas de minería que sí pueden verse afectadas por una menor actividad».

Aquí la opción de un ETF podría dar ese plus de rentabilidad y tranquilidad que busca el inversor. Existen varias opciones, destacando el Invesco Physical Gold ETC, con más de 7.600 millones de dólares en activos.

También son opciones interesantes el DWS Concept Kaldemorgen o el Flossbach Multi Asset Defense, que ayudarán a mitigar la caída. 

Para Farrás, el oro permitirá también solventar la corrección que se prolongará en la bolsa americana y al dólar. «Cuando corrijan por sus excesos, esta materia prima será un activo que seguirá subiendo», insiste Farrás. No obstante, Alvargonzález advierte que posicionarse en oro puede tener efectos colaterales negativos en el momento «que baje la histeria». 

Velasco añade una tercera opción que tendría el inversor. Con el incremento de las tires se pueden tomar posiciones tanto largas como cortas en renta fija. En ese sentido, Farrás apuesta por deuda emergente tanto corporativa como gubernamental de países emergentes, pero en moneda fuerte y no local y añade fondos de carry que generen ingresos, para finalizar en la construcción de la cartera.

Mar Barrero, directora de análisis de Arquia Profim Banca Privada, explica que esto se debe a que «los fondos de renta fija, a pesar de no estar ajenos a las caídas, corrigen con menor virulencia que la renta variable y, por tanto, protegen la cartera». En ese sentido, Barrero apuesta por fondos de renta fija globales y de gestión activa como Evli Short Corporate Bond; Nordea Flexible Income o el Arquia Banca RF.

Matt Benkendorf, CIO de Quality Growth (Vontobel AM) considera que el coronavirus podría dar lugar a un cambio de hábitos a largo plazo con consecuencias positivas para los negocios de comercio electrónico, incluyendo a los principales actores del sector como Alibaba.

«Un cierto porcentaje de consumidores aumentará los pedidos en línea en más categorías de lo que normalmente lo haría debido a su menor disposición a salir a la calle», concluye. 
 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses