Fondos y ETF

Cinco fondos que suben más del 100%

Un producto español con fuertes apuestas en criptodivisas cerró el año con unas ganancias del 156%

Euronetx se hace con la bolsa italiana

El año que acaba de terminar ha sido un ejercicio complicado de gestionar para los inversores debido a la incidencia del Covid-19 en los mercados pero, a diferencia de 2018 cuando todo cayó a plomo, los mercados de renta variable finalizaron 2020 en positivo (salvo algunas excepciones como la bolsa española), con algunas plazas batiendo o acercándose a máximos históricos —como Wall Street, Frankfurt o Tokio—.

La foto finish de los distintos fondos de inversión refleja claramente esta situación.

De esta manera, entre los productos comercializados en España pueden encontrarse casi una decena de ellos que se anotaron revalorizaciones que se acercan o superan el 100% en 2020.

La mayoría de ellos son carteras que invierten en las áreas que mejor han campeado el temporal del coronavirus o que, incluso, se han beneficiado de esta pandemia como la renta variable estadounidense, los valores relacionados con la transición energética o la bolsa china. 

El sector tecnológico lo hizo muy bien

Pero si hay un sector que brilló con fuerza en 2020 fue, sin duda, el tecnológico, como refleja la revalorización cercana al 40% vivida por el índice americano Nasdaq en ese periodo.

«2020 tuvo una parte muy negativa por el coronavirus. Pero, en la parte positiva, sirvió para acelerar varias revoluciones que ya estaban en marcha. Una de ellas es la digital», explica José María Luna, de Luna Sevilla Asesores.

«Las empresas tecnológicas fueron las grandes beneficiadas de las medidas de confinamiento impuestas en todo el mundo a lo largo del primer y segundo trimestre de 2020», añade Mar Barrero, directora de análisis de Arquia Profim Banca Privada.

Si bien, no fue un fondo tecnológico sino uno verde el que se erigió como el más rentable del ejercicio, según datos de Morningstar.

La transición verde funcionó

En concreto, el BNP Paribas Energy Transition se situó como el producto más alcista de los comercializados en España, con una subida del 167%.

Sus gestores son Edward Lees y Ulrik Fugmann, dos pioneros en la inversión temática que BNP fichó con buen ojo en 2019, a juzgar por los resultados del fondo en su primer año de andadura. 

Si bien, parte de su éxito tiene relación con los esfuerzos de instituciones como la Comisión Europea o el Banco Central Europeo por favorecer la transición hacia una economía más sostenible.

Bruselas, por ejemplo, ha relacionado con este tema su plan de estímulos económicos por el Covid, Next Generation EU.

«Los fondos centrados en energías renovables y cuidado del medio ambiente fueron ganadores silenciosos. Porque, mientras todos los inversores tuvieron claro que la tecnología lo estaba haciendo muy bien y era una buena apuesta, el sector de energías renovables pasó bastante desapercibido para la gran mayoría», apunta Barrero.

¿Qué más leer?

Mutuactivos, la gestora independiente que más crece en fondos de inversión este año

Las cinco primeras posiciones del Energy Transition son el fabricante de paneles solares Sunnova Energy International, el proveedor y desarrollador de energías limpias canadiense Ballard Power Systems, el productor de generadores Generac Holdings, el fabricante de turbinas eólicas Xinjiang Goldwind y la corporación centrada en el negocio de la generación de electricidad Alstom.

«Las empresas de transición energética se están beneficiando de tendencias estructurales como los avances tecnológicos, los desarrollos regulatorios y el crecimiento de las energías renovables como parte del mix energético. Las áreas que ofrecen estas oportunidades incluyen el hidrógeno verde y las pilas de combustible», explican desde BNP.

BNP es optimista con respecto a las perspectivas futuras del fondo y lo mismo opinan los expertos, especialmente tras los recientes acontecimientos en Estados Unidos.

«El triunfo de Biden en América tanto en el Congreso como en el Senado también va a suponer un espaldarazo para todo el sector de energías limpias frente al uso de petróleo, gas o el gas de esquisto», asevera Barrero.

Gestión española

El segundo fondo más rentable del año es de gestión española y su evolución (ya sí) tiene relación con el espectacular comportamiento vivido por las empresas tecnológicas en todo el mundo.

Se trata del Alcalá Multigestión Oricalco y cerró el año con una rentabilidad del 156%, según datos de Morningstar.

Se trata de un producto «asesorado» por un especialista externo a la casa (la sociedad riojana Driemut, de Diego Bernabéu Ugarte) y que ha basado parte de su éxito en la inversión en minería de criptodivisas, uno de los pelotazos de 2020 (aunque con un riesgo y volatilidad importantes).

¿Qué más leer?

Los fondos asesorados superan a los buques insignia de las gestoras

Así, una de sus principales posiciones es Hive Blockchain Technologies, una minera de criptodivisas que subió un 2.200% en 2020.

Asimismo, el fondo también tiene acciones en compañías similares como Argo Blockchain, que en 2020 subió un 457%; Bitfarms, que se revalorizó un 366%; o Hut 8 Mining Corp, que se anotó un 204% en el año.

También relacionado con el ámbito de las criptodivisas, otra de sus inversiones más significativas es Galaxy Digital Holdings, un banco especializado en monedas digitales que escaló un 860% en el ejercicio.

Todas estas cotizadas funcionaron bien en 2020 por las expectativas de inflación que se han despertado ante las masivas políticas de estímulo lanzadas por los bancos centrales para luchar contra la crisis. 

Invertir en China

Más allá de Blockchain y bitcoin, el fondo también ha apostado por el comercio electrónico, al entrar en compañías como el gigante de la distribución online Alibaba (el Amazon chino). «Mirar hacia China en 2020 fue muy importante.

Es uno de los pocos países que acabaron el año con crecimiento positivo, fue capaz de controlar la pandemia antes que nadie y tiene mucha presencia en segmentos tecnológicos punteros como la robótica o la inteligencia artificial.

Además, el hecho de que el presidente estadounidense Donald Trump se haya retirado de muchos espacios de influencia en el ámbito internacional ha favorecido que China los haya ido ocupando», relata Luna.

El tercer producto con mejor comportamiento de los registrados en España tampoco es, curiosamente, un fondo tecnológico. Se trata del Schroeder Gaia II NGA Turnaround, un fondo multiestrategia que invierte en bonos, acciones y otros instrumentos relacionados con empresas en problemas.

Subió un 134%. Si bien, desde la gestora comunican que está en liquidación.

El cuarto fondo, en cambio, sí tiene relación con la tecnología, al ser un producto centrado en empresas de crecimiento estadounidenses.

¿Qué más leer?

Los mejores fondos orillan las inversiones en Europa

Se trata del Morgan Stanley US Growth y entre sus cinco primeras posiciones se encuentran la compañía de pagos móviles Square, la empresa de videoconferencias Zoom Video (que en 2020 subió más de un 360%), las compañías relacionadas con el comercio electrónico Shopify y Amazon, así como la tecnológica The Trade Desk. El fondo subió un 113%.

De perfil parecido es el quinto fondo de la lista, el Baillie Gifford Worldwide US Equity Growth Fund, que se revalorizó un 111 por ciento el año pasado. 

Comparte con el producto de Morgan Stanley algunas de sus principales posiciones, como Amazon, la canadiense Shopify (que en 2020 se revalorizó más de un 152%) y The Trade Desk.

Las otras dos mayores participaciones las tiene en el fabricante de vehículos eléctricos Tesla (que subió más de un 650%) y en la tienda de muebles online Wayfair.

Fondos parecidos

Más allá de estas cinco estrategias, la mayoría de fondos que lideran la lista por rentabilidad también tiene que ver con las áreas abordadas por este quinteto.

Se trata de fondos de bolsa americana, de tecnología, de robótica o de inteligencia artificial, que acumulan fuertes revalorizaciones (que superan a la del Nasdaq).

También se colocan en esta lista, aunque a más distancia, los mencionados productos verdes o los fondos de renta variable china.

«En 2020 ha sido muy importante mirar hacia el Oeste, a Estados Unidos, con la revolución tecnológica. También lo ha sido tener en cuenta la revolución verde, a ambos lados del Atlántico. Y, en tercer lugar, mirar hacia Asia. Esas tres revoluciones explicarían los buenos comportamientos», apunta Luna. 

La clave ahora es saber si seguirán funcionando bien en 2021. Este experto tiene claro que sí, pues los fundamentales que auparon estas tendencias en 2020 siguen presentes.

Si bien, cree que sería preciso realizar algunos retoques a la fórmula mágica: «Añadir la revolución demográfica, los cíclicos si vamos superando el coronavirus, las compañías de pequeña capitalización y Japón».

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.