Los depósitos combinados regresan para ofrecer rentabilidades del 1 por ciento

Son productos dirigidos a ahorradores conservadores, que pueden asumir cierto riesgo para arañar más rentabilidad

Vuelven los depósitos combinados de la mano de EBN Banco. Los depósitos combinados son aquellos que mezclan una parte de la inversión con una imposición a plazo fijo tradicional y, otra, con un producto de inversión. Este tándem permite ofrecer a la entidad una rentabilidad superior a la media

Así, la entidad reabre la contratación del depósito combinado sinycon que permite acceder a los inversores particulares a un depósito a plazo fijo con una rentabilidad TAE del 1 por ciento a 12 meses

Publicidad

Pero para poder acceder a ello, hay que invertir la misma cantidad en el depósito que en uno de los fondos del Supermercado de Clases Limpias de EBN Banco. 

“La enorme demanda de nuestros depósitos a plazo fijo nos obligó a cerrar su contratación. Pero después de numerosas peticiones de nuestros clientes hemos reabierto el depósito combinado sinycon” indica José María Alonso-Gamo, Director General de EBN Banco. “De esta manera, nuestros clientes tendrán la oportunidad de acceder a una gama combinada con un potencial de rentabilidad".

Inversores conservadores, pero…

Este tipo de fondos está dirigido a los inversores conservadores. Y dentro de estos, la posibilidad de que el banco permita elegir diferentes fondos, facilita que el inversor más conservador, pero que esté dispuesto a asumir cierto riesgo, pueda entrar en el producto. 

Los clientes podrán escoger entre toda la gama del supermercado de fondos o en la selección de los fondos perfilados de EBN, que incluye tres niveles diferenciados (conservador, moderado y decidido) en función de la rentabilidad que espera obtener y el riesgo que se desea asumir. 

Publicidad
Publicidad

Aunque desde HelpMyCash señalan que la contratación de este tipo de productos no es para todo tipo de clientes, ya que requiere cierto conocimiento, puesto que la evolución de su inversión dependerá de una serie de factores que solo conocen los inversores más experimentados. 

Eso sí, además del perfil, es la cantidad mínima de inversión la que determinará si el ahorrador puede contratarlo, ya que requiere de un capital de al menos 20.000 euros, distribuidos al 50 por ciento entre el depósito y el fondo. 

En portada
Publicidad
Noticias de