Herencias envenenadas: la solución a los 3 problemas más frecuentes

¿Desheredado? Las herencias pueden desembocar en sorpresas desagradables. Para evitarlas es necesario conocer las deudas y el testamento al detalle, además de otros factores

Las herencias pueden ser un problema envenenado. No sólo porque pueden implicar la aceptación de deudas, sino porque, en ocasiones, implican romper la paz familiar. Aunque es posible gestionar una herencia sin sorpresas.

En ese sentido, Leticia Grande, abogada de Reclamador, relata que los principales problemas están relacionados con “la existencia de testamento o no; la existencia de deudas que puedan amenazar a nuestro propio patrimonio; desheredación de alguno de los legitimarios o el pago de impuestos en un determinado plazo”.

Publicidad

Comprobar si hay testamento o hacer la declaración de herederos

El primer paso que deben seguir los herederos es averiguar si el fallecido hizo testamento.  Para ello, una vez transcurridos los 15 días desde el fallecimiento se debe pedir el certificado de últimas voluntades.

Este documento recoge información de si se hizo o no testamento, así como el nombre del notario. Esto es fundamental, porque permite a los herederos acudir a él y pedir una copia del mismo.

El testamento permitirá conocer cómo se reparten la legítima, el tercio de mejora (que puede recaer en uno o varios herederos) o el de libre disposición.

Publicidad

En ese sentido, Grande añade que las sorpresas pueden venir “incluso de la mejora de otro heredero legitimario o el hecho de atribuir el tercio de libre disposición a personas que no sean herederos legitimarios”.

Publicidad

En el caso del testamento, Grande recomienda que se otorgue la mayor protección al cónyuge.

También “que se contemple siempre la representación y la sustitución hereditaria para el caso de que los herederos primeramente designados fallezcan antes o no quieran o no puedan adquirir la herencia”, continúa Grande.

La abogada finalmente recomienda tener en cuenta la donación en vida, mucho más económica para los herederos.

En el caso de que no hubiera testamento, se debería hacer la declaración de herederos ante notario presentando la documentación que permita comprobar que eran parientes con el fallecido.

Aceptar las deudas o la herencia a beneficio de inventario

Las sorpresas también desagradables pueden venir de las deudas, puesto que una herencia no solo está compuesta de bienes, si no también las deudas que forman parte de ella.

Aquí hay dos opciones. Por un lado, renunciar a ella. Para ello hay que acudir al notario y renunciar de manera pura a la herencia. No se recibirán los bienes en caso de que los hubiera.

Publicidad

La otra forma sería aceptarla a beneficio del inventario, que implica que solo se pagarán las deudas hasta donde alcance el patrimonio del difunto.

De forma que el heredero recibirá los activos de la herencia si sobran una vez pagadas las deudas. En caso de que sean mayores que los bienes no responderán con su propio patrimonio.

¿Y si hay desheredados?

Es posible que en una herencia haya un intento de desheredación. En este caso, Grande recuerda que no “puede valorarse por el notario, tratándose de una situación que si no se manifiesta de la manera más clara posible (y puede acreditarse), dará lugar a la impugnación del testamento”

“Este proceso siempre ha de hacerse a través de demanda, con el coste que ello conlleva y problemas que se derivan para el resto de los herederos”, añade la letrada. 

Publicidad

En definitiva, el testador siempre ha de tener en cuenta que si desea excluir o mejorar o atribuir cualquier derecho o bien a una determinada persona ha de contar con el freno de la legítima, las especificaciones de determinadas comunidades autónomas, y la justificación de dicha exclusión para evitar problemas posteriores.

La importancia del asesor

Finalmente y como protección a cualquier sorpresa, es recomendable que cualquier heredero cuente con el asesoramiento de un profesional experto en la materia.

“Así, por ejemplo, ante la existencia de deudas, conocerá la posibilidad de aceptar la herencia a beneficio de inventario o, ante un bloqueo, podrá saber cómo nos protege la ley”, aclara Grande.

En portada
Noticias de