Pasos y plazos para reclamar una herencia

Los herederos pueden llevar a cabo una acción de petición de herencia para reclamar los bienes que les corresponden por la legítima

La alegría de ser heredero puede convertirse en tragedia cuando es otro heredero del causante el que se aprovecha de esos bienes como si fueran suyos.

Para solucionar el problema y que se reconozca su derecho, el afectado puede reclamar la herencia mediante una fórmula conocida como acción de petición de herencia contra quien disfruta de esos bienes.

Publicidad

"Se trata de la acción que el heredero tiene contra quien detenta la herencia. Es decir, contra la persona que gestiona o tiene ese patrimonio", señala María Sánchez Molina, abogada de Asepyme.

Defender la legítima

María José Arcas-Sariot, abogada especializada en derecho de sucesiones, pone como ejemplo de reclamación el de unos hermanos cuyo padre donó en vida a uno de ellos sus bienes y al otro no le dejó nada al fallecer.

En este caso, el segundo puede llevar a cabo la acción de petición de herencia al considerar que se ha perjudicado su legítima con esa donación.

Publicidad

Otro caso es el de una pareja que convive sin ser matrimonio ni pareja de hecho y, al morir uno de ellos, el otro se queda viviendo en la casa del fallecido sin tener derecho a la herencia. En esta situación, los herederos legitimarios pueden reclamar ese piso mediante la acción de petición de herencia.

Hasta 30 años para reclamar

Para ejercitar la reclamación el solicitante tiene un plazo de hasta 30 años, que empieza a contar desde el día en que el ‘aparente poseedor’ dispone de los bienes con ‘animo suo’.

Es decir, “empieza a exteriorizar su intención de hacer propios esos bienes, nombrándose y comportándose como su dueño y negando al resto el carácter de herederos”, indica María Sánchez.

Publicidad

El plazo se interrumpe en el momento en que se inicia un proceso legal relacionado con la herencia.

Castigo a la mala fe

Si el demandante gana el pleito, el perdedor deberá restituirle los bienes hereditarios. Además, dependiendo de la intención del ´usurpador’, deberá también entregar los frutos y las rentas obtenidas con ellos y las mejoras realizadas.

Así, si se demuestra que el poseedor actuó de buena fe e ignoraba la existencia del otro heredero, tendrá derecho a quedarse con los beneficios generados por esos bienes y a que le abonen las mejoras realizadas en ellos. Además, puede retener los bienes hasta recibir esas cantidades.

Publicidad

En el supuesto de que actuara de mala fe sabiendo que no era el heredero, perdería los beneficios generados con ese patrimonio y solo tendría derecho a que le abonen los gastos de conservación indispensables que dedicó a esos bienes.

Cuánto cuesta reclamar una herencia

Reclamar una herencia legítima es un proceso caro que, en ocasiones, obliga a los herederos a renunciar a él debido a los costes legales que supone.

Según estiman fuentes del despacho de abogados Garanley, las gestiones necesarias para el pago de una herencia modesta oscilan entre los 2.000 y 3.000 euros.

No obstante, si se emprenden acciones legales por el reparto de la herencia hay que sumar a esa cuantía las costas del juicio, aunque “siempre cabe la posibilidad de mediación para tratar de alcanzar un acuerdo antes de dar el paso de abrir una causa judicial por la vía civil”, aconsejan desde Garanley.

Publicidad
En portada

Noticias de