Estrategias ganadoras para invertir una herencia

Estos son los pasos estratégicos a dar para ganar dinero con una herencia dependiendo de si se ha recibido dinero, acciones, fondos, inmuebles u obras de arte

¿Cómo invertir una herencia para multiplicar su valor? Gestionar adecuadamente los bienes recibidos para no perderlos y obtener con ellos una atractiva rentabilidad es el primer objetivo que deben plantearse los herederos.

Dependiendo de qué activos hayan obtenido: acciones, fondos de inversión, dinero, inmuebles, bonos del tesoro, arte… las estrategias de inversión a seguir serán distintas.

Publicidad

Lo primero que tiene que hacer el heredero después de cumplir con Hacienda es determinar el destino que quiere dar a su herencia. Para ello debe analizar las expectativas de retorno que quiere conseguir con esos activos, valorarlos y adecuar el porfolio a su perfil inversor.

Los asesores financieros recomiendan adaptar este proceso de adecuación al entorno de mercado "sin demora y de forma rigurosa". Pero sin precipitarse, ya que "malvender activos de calidad porque no son fruto de nuestro proceso de decisión de compra es uno de los errores más habituales que comenten los herederos".

Desde Self Bank advierten de que "es importante mantener la calma y no tomar decisiones precipitadas". Por ello aconsejan "hacer una planificación financiera que responda a las necesidades del heredero, que debe analizar sus circunstancias personales, sus necesidades de liquidez a corto, medio y largo plazo y su perfil de riesgo como inversor".

En Abante recomiendan al heredero que establezca qué función van a cumplir a lo largo de su vida los bienes recibidos. "Debe hacer números, ver en qué mejora ese dinero su situación y cómo le va a ayudar a anticiparse a conseguir los objetivos financieros que se había marcado antes de heredar".

Publicidad
Publicidad

Por ello indican que antes que invertir la herencia hay "establecer un plan y saber cuál es la rentabilidad que necesita para cumplir su objetivo e invertir para conseguirlo. El déficit que haya entre lo que tenemos y lo que vamos a necesitar debe ser nuestro objetivo de rentabilidad y el que marque la decisión de inversión".

Conocer el valor de los bienes heredados

Una vez definido el objetivo de rentabilidad, el beneficiario debe analizar la composición de activos de la herencia y conocer su valor, para después decidir si se queda con esos activos o prefiere deshacerse de ellos e invertir en otros.

En este paso es esencial conocer la rentabilidad que estos activos aportan a la cartera, las preferencias inversoras del heredero y si se adaptan o no a su cartera de inversión.

Los analistas advierten de que por razones sentimentales no hay que mantener esas inversiones, ya que ello puede tener un coste de oportunidad muy alto frente a alternativas de inversión más convenientes. Por lo que recomiendan deshacer posiciones en caso necesario.

¿Qué estrategia seguir si se hereda dinero?

Según los activos recibidos, las estrategias a seguir son diferentes. En caso de recibir dinero, dependerán de la cuantía recibida.

Los expertos indican que, si la cantidad de efectivo heredada es "importante", el heredero debería diseñar una cartera diversificada que integre activos tradicionales, como renta fija y variable, junto a inversiones que ayuden a obtener una mayor diversificación y descorrelación, como inversiones en arte, inversiones alternativas o participaciones en negocios.

Publicidad

El perfil del inversor también es importante al decantarse por un activo u otro. Los asesores recomiendan que un perfil más conservador debería invertir, "a grandes rasgos", un 30 por ciento como máximo en renta variable y un 70 por ciento en productos más conservadores.

Mientras que un perfil equilibrado podría invertir un 50 por ciento en renta fija y el mismo porcentaje en renta variable, y los más agresivos decantarse por un 70 por ciento de renta variable.

Otra opción es invertir en fondos de inversión, que permiten diversificar desde cantidades más modestas.

Publicidad

Acciones y fondos

En caso de recibir acciones o fondos de inversión, el primer paso a dar es analizarlos y después establecer qué hacer con ellos. La estrategia a seguir dependerá en gran medida "de la edad del heredero", aseguran los asesores.

Si se trata de una persona joven podría adoptar una exposición en su cartera más arriesgada porque, posiblemente, los activos recibidos eran de una persona mayor, sus padres o abuelos, cuyas inversiones estarían destinadas a preservar capital.

En estos casos, los analistas aconsejan "deshacer posiciones de una parte de esos fondos y acciones e invertir en otro tipo de sectores que pueden ofrecerle más beneficios a largo plazo".

Inmuebles

Si el bien obtenido es un inmueble, el heredero debe plantearse si necesita o no liquidez. Si la necesita, puede optar por venderlo, pero antes debe analizar el plazo que tiene para hacerlo para evitar malvender. Si no requiere liquidez puede planearse alquilarlo y generar una renta.

Según un estudio realizado por Fotocasa, la rentabilidad de la vivienda se ha situado en el primer semestre del año en el 6,9 por ciento, un porcentaje muy elevado si se compara con la que ofrecen los bonos del Estado, que ronda el 2,5 por ciento, o con la caída del IBEX 35 en este ejercicio, que supera el 3 por ciento.

Publicidad

También hay que tener en cuenta qué retornos puede generar mantener el inmueble y restar de ellos los gastos fijos que le va a suponer al heredero y los costes en que tendrá que incurrir para mantenerlo.

Arte

Cuando los activos heredados están relacionados con el arte la cosa se complica. En muchos casos, los herederos no cuentan con los conocimientos necesarios para valorar este tipo de bienes.

Además, pueden implicarles gastos con los que no contaban, como seguros, que pueden resultar muy elevados. Por lo que los asesores suelen recomendar su venta.

La importancia del asesor

Seguir las anteriores estrategias ayudará a los herederos a no cometer errores que los lleven a perder los bienes recibidos.

Otra manera de salvaguardar su herencia es contratar los servicios de un asesor financiero que analice el patrimonio recibido, el perfil inversor del heredero y le diseñe una estrategia de inversión adecuada a sus necesidades y a sus objetivos financieros.

En portada
Publicidad
Noticias de