Estas son las condiciones para no pagar comisiones en Caixabank

Domiciliar ingresos y recibos o uso de tarjeta son los requisitos para sortear las comisiones

Tras la integración tecnológica de la plataforma de Bankia en Caixabank, la entidad catalana calcula que uno de cada cuatro clientes pagará comisiones.

Para sortearlas, la entidad ha diseñado un plan de vinculación, Día a Día’, que exige cumplir uno de los siguientes requisitos: tener domiciliada nómina o ingresos superior a 600 euros al mes o 6.000 euros anuales; pensión o prestación por desempleo superior a 300 euros al mes; o un saldo superior a 20.000 euros en fondos o planes. 

Pero, además, el cliente tiene que elegir entre domiciliar tres o más recibos en Caixabank o tres o más compras con tarjeta de crédito al trimestre.

Utilización de la tarjeta MyCard

Para poder eliminar las comisiones es fundamental disponer de la tarjeta ‘MyCard’ (con funcionalidad de débito y crédito) sin coste de emisión.

La tarjeta combina las funcionalidades de las tarjetas de crédito y las débito con la posibilidad de ver reflejadas en la cuenta de forma inmediata las extracciones en cajeros y los pagos en comercios. Además, permite al usuario elegir la frecuencia de liquidación.

Publicidad

Clientes que están exentos de comisiones

La entidad ofrece a determinados clientes una cuenta sin comisiones. En concreto para los usuarios menores de 26 años y con perfil digital, así como para los nuevos clientes durante un periodo de seis meses. 

Igualmente, quienes cumplen criterios de vulnerabilidad han dejado de pagar comisiones tras la fusión legal a final de marzo pasado, y a partir de enero serán dados de alta de manera automática en la cuenta social de la entidad, con la que seguirán sin abonar coste alguno.

Publicidad

Hasta 240 euros al año

Los clientes que no cumplan estas condiciones tendrán que abonar hasta 240 euros al año por sus cuentas y 36 euros por la tarjeta de débito.

Estos cargos serán más caros que las que cobraba Bankia. Y es que la entidad aplicaba un cargo de 168 euros al año por el mantenimiento de cada cuenta a los clientes adheridos al programa Por Ser Tú que no cumplían sus condiciones, más una cuota de 28 euros al año por la tarjeta de débito. 

Alternativas sin comisiones

Los clientes que no quieran o no puedan cumplir con estas condiciones pueden optar por una cuenta sin comisiones, domiciliando o no la nómina.

Es el caso de la banca digital. Openbank ofrece una cuenta remunerada el primer año, con un 5 por ciento los seis primeros meses, a quienes domicilien la nómina. Sin necesidad de nómina también comercializa otra entidad, la Cuenta Bienvenida, aunque en este caso sin revalorización.

Publicidad

ING también ofrece una cuenta sin comisiones sin nómina. En el caso de la entidad holandesa sí podría cobrar un cargo de 10 euros mensuales si se tuvieran un saldo de más de 30.000 euros sin domiciliar la nómina.

Por último, otra alternativa sería los neobancos, como Bnext o N26, que ofrecen una cuenta sencilla, sin tener que domiciliar la nómina.

Comisiones de 60 euros al trimestre

La banca puede llegar a cobrar hasta 60 euros al trimestre por no suscribir una gran vinculación con la entidad a razón de 20 euros mensuales.

Es el caso de Santander, que carga 20 euros si no se domicilia la nómina, pero rebaja hasta los 10 euros si se domicilia la nómina sin ningún tipo de vinculación adicional.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de