El euríbor coquetea con los mínimos del año

El euríbor cotiza en el -0,499 por ciento en tasa mensual, cerca de los mínimos del año y su nivel más bajo desde agosto

El euríbor, el índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas, espera el resultado de la reunión del Banco Central Europeo, de este jueves, cotizando en mínimos desde agosto.

Concretamente, el indicador cotiza en tasa mensual en el -0,499 por ciento, el nivel más bajo desde que en agosto cerrara en el -0,498 por ciento.

El euríbor, que es el tipo de interés al que se prestan el dinero entre sí diferentes bancos europeos, y tiene un vencimiento a 12 meses, descuenta desde que arrancó diciembre que la nueva variante ómicron obligará al BCE a no ser demasiado agresivo en su encuentro a pesar de que la inflación de la eurozona se mantiene en máximos.

Así, en tasa diaria, el euríbor comenzó diciembre coqueteando con el -0,50 por ciento, nivel en el que se encuentra la facilidad de crédito desde marzo de 2016. De mantenerse así, el euríbor borraría las leves subidas de que se marcó a lo largo de 2021 (sin abandonar el terreno negativo) y volvería de nuevo a los niveles con los que arrancó el año.

El euríbor permanecerá en negativo todo 2022

El euríbor seguirá en negativo todo 2022. Estas son las estimaciones que manejan desde Bankinter.

Los analistas del banco anticipan otros 24 meses más en negativo para el indicador a pesar de que esperan que en marzo de 2022 el BCE ponga fin a la compra de bonos pandémica (PEPP en inglés).

Publicidad
Publicidad

Así, el indicador cerrará 2022 en el -0,32 por ciento, porque los expertos consideran que el BCE todavía tardará en subir tipos. Asimismo, aunque el BCE deje de comprar bonos a través del PEPP, seguirá haciéndolo a través del programa APP, de expansión cuantitativa, a razón de 20.000 millones de euros al mes.

Además, está entre los planes del BCE lanzar un nuevo programa que complementaría al APP a partir de abril, y que podría rondar también otros 20.000 millones de euros en compras adicionales, para evitar una subida de los spreads para los países de la periferia, especialmente, España, Grecia, Italia y Portugal.

Para 2023, el euríbor tampoco abandonaría los números rojos al cerrar el ejercicio en el -0,18 por ciento.

Una semana crucial para los bancos centrales

La evolución del euríbor en lo que queda del mes dependerá del resultado de las reuniones de los bancos centrales de esta semana. De momento, las noticias sobre ómicron parecen que permite disipar el susto inicial, porque la severidad es reducida y la efectividad de una tercera dosis.

Se espera que el miércoles la Fed acelere el tapering, algo que el mercado podría tener ya descontado, viendo las alzas recientes en la renta variable y los pocos cambios en el mercado de bonos.

Publicidad

Por su parte, el BCE podría empezar a reducir a la mitad la cantidad de activos que compra cada mes a partir de abril. El BCE debatirá opciones sobre cómo adaptar el programa regular de compra de activos del banco después de que finalice su PEPP en marzo, mientras que la Fed probablemente anunciará un desenlace más rápido de los planes de estímulo de la era de la pandemia. 

Según un sondeo de Reuters entre los analistas del BCE, estos consideraron que un previsible descenso de la elevada inflación de la zona euro a finales de 2022 significa que una subida de los tipos de interés está a años vista, con lo cual, la subida de tipos está muy lejos.

El Banco de Inglaterra, de Japón y de Suiza también proporcionarán una actualización sobre la perspectiva de precios y la orientación de política para 2022.  Por su parte, no se esperan cambios en su política monetaria.

Las hipotecas a tipo variable seguirán abaratándose

De terminar así, las hipotecas a tipo variable que se revisen con el euríbor de diciembre permanecerán prácticamente sin cambios, ya que hace un año el euríbor cerró en el -0,497  por ciento, apenas dos milésimas por debajo del cierre de diciembre de este año.

Esto quiere decir que el hipotecado apenas notará una rebaja de unos pocos céntimos en sus cuotas mensuales porque las variaciones que experimenta el euríbor desde hace un año son mínimas.

Publicidad

En el caso de una hipoteca de 150.000 euros a 30 años con euríbor +0,99 por ciento, pagará ahora 536,23 euros frente a los 536.,1 que pagaba el mes pasado. El ahorro es de solo 0,28 euros al mes o lo que es lo mismo 3,36 euros al año. 

En portada
Publicidad
Noticias de