La subida de la deuda estadounidense arrastra a las tecnológicas

El mayor posicionamiento de los inversores en valores cíclicos deja fuertes pérdidas en las grandes cotizadas del Nasdaq

El repunte de la rentabilidad de la deuda estadounidense dejó fuertes pérdidas en la última semana para las tecnológicas de Wall Street, las grandes damnificadas por la rotación hacia valores cíclicos.

Compañías como Tesla o Netflix registraron caídas de casi un 5% en la última sesión lastradas por el desplome generalizado del Nasdaq, que pierde más de un 4% en la última semana.

Hace una semana el Nasdaq ya se desplomó otro 4% en una sola sesión cuando el bono estadounidense a 10 años, el de referencia, marcó su nivel más alto desde febrero de 2020 en el 1,47%.

Este miércoles se produjo un nuevo repunte que elevó ligeramente la marca hasta el 1,48%, nueve puntos básicos más respecto al cierre anterior. En Alemania, el bono a 10 años, considerado el más seguro de Europa, subió otros seis puntos básicos hasta el -0,29%.

Tesla se deja un 10%

El efecto de la subida de los bonos se refleja en valores como Tesla. La compañía fundada por Elon Musk se deja alrededor de un 5% en el acumulado del año, pero solo en la última semana se hundió un 10%.  

“El sector tecnológico sigue mostrando las mayores debilidades. La confianza general en las bolsas sigue siendo débil”, señala Edoardo Fusco, analista de eToro.

Publicidad
Publicidad

“Volvió a provocar rotación hacia ciclo y a dejar fuera a defensivos o valores más beneficiados por los bajos tipos de interés”, apuntan en Renta 4.

Las acciones del mayor fabricante de vehículos eléctricos del mundo perdieron incluso el nivel de los 700 dólares en las últimas semanas después de haber llegado a máximos de 832 dólares en las primeras sesiones de enero.

Su cotización actual se sitúa en algo más de 625 dólares -su nivel más bajo desde diciembre- después de prolongar su desplome  este jueves otro 3% en las primeras horas de negociación en Wall Street.

Paypal, otra de las empresas fundadas por el magnate sudafricano, venía acumulando una subida del 9% en el arranque de 2021, gracias especialmente a su apuesta por el bitcoin y otras criptomonedas. En la última semana, tras los máximos de la deuda, cayó un 4%.

“A nivel sectorial, el movimiento de rotación de carteras es evidente: especialmente en Europa”, explica Fusco en un comentario.

Publicidad

“Transporte” y “energía”, por el contrario, son los más beneficiados en este nuevo escenario, mientras que la tecnología “parece haber entrado en una fase de debilidad cada vez más acentuada”.

Justa corrección

El repunte de los bonos fue el detonante de las grandes caídas de las tecnológicas, pero el sector se enfrenta también a severas correcciones tras las fuertes subidas del año pasado.

El Nasdaq subió un 48% en el acumulado del año gracias al buen comportamiento de los valores tecnológicos durante la pandemia, con motores que se revalorizaron a tres dígitos como Tesla.

“Creemos que el sector tecnológico americano está respaldado por una expectativa de crecimiento de beneficios muy superior a la media del mercado”, sostienen los analistas de Bankinter como principal argumento que servirá para “soportar las cotizaciones en el medio largo plazo”.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de