Las tecnológicas chinas se dejan 823.000 millones de capitalización ante el acoso del Gobierno

Pekín mantiene desde noviembre una campaña contra las bigtech del país, a las que está poniendo trabas regulatorias e impidiendo bautizarse en bolsa fuera del China

Las grandes compañías tecnológicas chinas se han dejado 823.000 millones de dólares de capitalización desde los máximos de febrero, coincidiendo con el incremento de las trabas interpuestas por el Gobierno de Pekín a la actividad del sector.

Este mismo martes, el Ejecutivo chino lanzó una advertencia a los conglomerados tecnológicos para aumentar la vigilancia sobre la seguridad de los datos que atesoran y dificultar los bautizos bursátiles fuera del país (justo después de la controvertida decisión de Didi Global de estrenarse en bolsa en Wall Street).

Este anuncio oficial ha supuesto un incremento de la presión vendedora sobre las principales referencias tecnológicas del país, como son Tencent, Alibaba, JD.Com, Baidu o Meituan.

Las tecnológicas chinas sufren en bolsa

En concreto, Tencent y Meituan fueron las compañías más bajistas de entre las grandes tecnológicas este miércoles, al dejarse un 3,7 por ciento de su valor; mientras que Alibaba cedió un 2,1 por ciento.

Por su parte, el índice Hang Seng, en el que cotizan muchas de ellas, se dejó un 1,9 por ciento este miércoles en su sexto día consecutivo de pérdidas.

Y los expertos creen que las ventas van a continuar en la medida en que la presión de las autoridades no tiene visos de cesar en el corto plazo.

Publicidad
Publicidad

El anuncio del martes, por ejemplo, fue precedido de la apertura de un proceso de investigación sobre Didi por parte de los reguladores y la petición a los marketplaces de retirada de la app de la compañía, la semana pasada.

Una oleada de presión regulatoria sobre las tecnológicas chinas

La noticia hizo daño a Tencent (uno de los mayores gigantes tecnológicos chinos), al ser una de las compañías que más apoyan a Didi.

Durante el fin de semana, asimismo, las autoridades también realizaron advertencias a otras dos empresas chinas cotizadas en Estados Unidos: Full Truck Alliance y Khanzhun.

Aunque la oleada de ataques contra el sector tecnológico chino comenzó mucho antes. En concreto, la campaña del presidente Xi Jinping contra estas compañías comenzó en noviembre, cuando China frustró el enorme bautizo bursátil de Ant Group en Wall Street y lanzó sendas investigaciones contra Alibaba y Meituan.

En portada
Publicidad
Noticias de