Las acciones de Lufthansa se recuperan tras el anuncio de una ampliación de capital

La aerolínea alemana utilizará el dinero de la ampliación para devolver las ayudas del Estado alemán

Las acciones de Lufthansa cotizan prácticamente plano, tras anotarse caídas del 4 por ciento en la preapertura, después de que la aerolínea anunciara una ampliación de capital por 2.100 millones de euros para pagar parte del rescate del gobierno recibido durante la pandemia.

Las acciones cotizaban en los 7,88 euros antes de abrir las bolsas, frente a los 8,21 del pasado cierre. Ahora se mueven prácticamente planas en los 8,22 euros.

 La aerolínea de bandera alemana recibió 1.500 millones de euros del Estado durante la crisis del coronavirus, para hacer frente a la suspensión de la actividad.

La ampliación de capital de Lufthansa estará respaldada por por 14 bancos, y varios fondos, entre ellos BlackRock, que ya ha firmado un acuerdo de suscripción de 300 millones de euros y se ha comprometido a ejercer plenamente sus derechos de suscripción.

El anuncio de Lufthansa coincide con el desmentido de IAG de realizar la misma operación, tal y como se rumoreaba en el mercado.

Publicidad

Reforzar la posición de patrimonio

La ampliación de capital tiene como objetivo fortalecer la posición patrimonial del grupo. La compañía utilizará los ingresos netos para reembolsar la Participación del Fondo de Estabilización Económica de la República Federal de Alemania (FSE) por valor de 1.500 millones de euros.

Asimismo, reembolsará la participación por un total de 1.000 millones de euros para finales de año y también tiene la intención de cancelar los importes no utilizados del rescate para fin de 2021.

Publicidad

El FSE, que actualmente posee el 15,94 por ciento del capital social de la compañía, se ha comprometido a comenzar a desinvertir su participación en el capital social de la compañía a más tardar seis meses después de la finalización de la ampliación de capital, si el FSE suscribe el aumento de capital.

Pérdidas de 1.800 millones

La compañía alemana presentó en el primer semestre de 2021 unas pérdidas de 1.805 millones de euros, la mitad que hace un año, tras la apertura del tráfico aéreo y una reducción de costes.

Por el contrario, los ingresos cayeron un 31 por ciento hasta 5.771 millones de euros hasta junio, pero en el segundo trimestre  se elevaron hasta 3.211 millones de euros, un 70 por ciento más. De esta cifra, 2.095 millones de euros corresponde al tráfico aéreo (el 90 por ciento).

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de