La banca privada especializada come terreno a la banca universal

El atractivo de la banca privada especializada aumenta entre las grandes fortunas y se disputa con la banca generalista 528.000 millones de euros de patrimonio

El porcentaje de grandes patrimonios que la banca universal acapara en sus divisiones de banca privada se reduce. Poco a poco, las entidades especializadas en banca privada se están haciendo con un trozo cada vez mayor del patrimonio de estos clientes que hasta ahora saboreaba la banca generalista.

Así, al contrario de lo ocurrido en años anteriores, en 2020 las entidades de banca universal cedieron terreno y concentraron el 73,3% del total de la cifra de patrimonio gestionado en banca privada, lo que supuso un punto porcentual menos que en 2019.

Publicidad

Mientras que la participación de las entidades especializadas en grandes patrimonios se elevó al 26,7%, reflejando la creciente cuota de negocio reunida por los operadores que recientemente han llegado a España, según establece el Observatorio Sectorial DBK de Informa.

Crecer en la adversidad

Como no se cansan de repetir los expertos, la banca privada no ha tocado techo en España y, a pesar de que el primer semestre del pasado ejercicio castigó al sector, afectado por la alta volatilidad en los mercados y por movimientos de desinversión acometidos por algunos propietarios de grandes fortunas, el segundo semestre estuvo marcado por la moderación de las tensiones financieras, el incremento de la tasa de ahorro y por los avances de las vacunas contra el coronavirus.

Todo ello benefició a la banca privada, que cerró el ejercicio con rentabilidades positivas y una revalorización de sus activos.

Su patrimonio gestionado se situó en diciembre de 2020 en 528.000 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 1,8% respecto a la cifra lograda en 2019, en que se incrementó un 11,7%.

A juicio de Félix López, socio de ATL Capital, este incremento vino dado por “el buen comportamiento de los mercados que, en general, terminaron el año con rentabilidades positivas a pesar de los malos augurios de marzo y abril”.

Publicidad

A principios de este ejercicio, alrededor de 490.000 clientes recibían servicios de banca privada en España y, de ellos, el 42% del total pertenecían al segmento con patrimonios situados entre los 600.000 y los 2 millones de euros.

Publicidad

Aumento del 5% para este año

El crecimiento experimentando el año pasado por la banca privada continuará este año, pero con mayor intensidad, según vaticinan los expertos.

La mejora de las expectativas bursátiles y la acumulación de liquidez "permiten prever una aceleración del ritmo de crecimiento del patrimonio gestionado en banca privada durante 2021 hasta alcanzar el 5%", señala el informe de BDK.

En opinión de Félix López, “si se mantienen el apoyo de los bancos centrales y las políticas fiscales y gracias a las vacunas volvemos a la normalidad, podremos tener un año muy bueno”.

Publicidad

Además, según los analistas, el mantenimiento de los bajos tipos de interés y las incertidumbres fiscales tenderán a incrementar las necesidades de asesoramiento y gestión patrimonial entre los inversores con altos patrimonios, lo que beneficiará al sector.

Banca personal

Respecto al segmento de banca personal, en 2020 atendió a 7,2 millones de clientes, de los cuales el 68% contaba con patrimonios inferiores a los 120.000 euros.

El patrimonio bajo gestión en este mercado cerró el último ejercicio con 621.000 millones de euros.

En portada

Noticias de